Zamakona y CCB crean un centro ‘offshore’ en La Luz

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Tras tres años de maduración, el proyecto de la empresa canaria Zamakona y la noruega Coast Center Base es una realidad. Ambas han creado una sociedad llamada CCB Zamakona Offshore S.L y participada al 40% para desarrollar un centro de reparaciones en La Esfinge. El 20% restante lo tiene Fernando del Castillo.

La empresa CCB Zamakona Offshore, participada al 40% por la empresa canaria y la noruega y en un 20% por Golden Horizon (propiedad de Fernando del Castillo) invertirá 20 millones de euros en la creación de un centro de reparación de plataformas petrolíferas en La Luz.

El proyecto se acometerá en dos fases. La primera, que ya está avanzada y que prevé su apertura el 6 de octubre de este año, se está ejecutando en el arranque del Reina Sofía. Consiste en una nave de oficinas y un taller para acometer el mantenimiento y la reparación de sus equipos.

Este workshop es el primero que la empresa noruega CCB, uno de los gigantes del sector offshore, abre fuera de Noruega. Desde Las Palmas pretende dar asistencia a los equipos de las plataformas que operan en toda la costa africana e incluso en Brasil. Se trata de hacer de La Luz un hub tricontinental de asistencia, según indican fuentes de la compañía.

Y es que además de tener un taller para trabajos de mantenimiento y reparación en el Reina Sofía, CCB contará con en el terreno ganado hacia La Esfinge con un centro logístico donde almacenará equipos y recambios al fin de dar la respuesta más rápida a sus clientes y un muelle con capacidad para dos plataformas. En concreto, se trata de una superficie de 50.000 metros cuadrados que se han solicitado a la Autoridad Portuaria.

Esta es precisamente la segunda fase del proyecto, que se demorará algo más. Las previsiones de la compañía es que este muelle esté operativo a finales de 2018 o principios de 2019, cuando el negocio de las plataformas se reactive tras la crisis del crudo. La empresa ha contratado a un gerente de origen noruego, Geir Olsen, que lleva desde mayo de 2015 trabajando en el proyecto de Las Palmas.