Ya son 21 los cadáveres rescatados tras el naufragio de una patera en Lanzarote

16/02/2009

21 cadáveres de inmigrantes magrebíes han sido rescatados, entre ellos una niña de 8 años, al volcar la patera en la que viajaban a Lanzarote 28 tripulantes, a unos 20 metros de la costa de Teguise.

El naufragio ocurrió sobre las seis y media de la tarde frente a la costa de Los Cocoteros, en el municipio de Teguise, al noreste de Lanzarote.

Por causas que se desconocen, la patera, de fibra y de unos cinco metros de eslora, volcó muy cerca de la costa, a una distancia de unos veinte metros, donde la profundidad del mar es ya escasa.

Seis de los inmigrantes que viajaban en la patera fueron rescatados por dos jóvenes que se lanzaron al agua, identificados como Cristian Hunt y Johny Camarasa, quienes presenciaron los hechos y ayudaron en lo que pudieron a los náufragos.

Tras salvar a varios de los ocupantes de la patera, Cristian Hunt relató a la policía local que la embarcación se había dado la vuelta y que bajo ella escuchó los gritos de desesperación de los inmigrantes que se encontraban atrapados bajo ella.

Las voces de los inmigrantes fueron percibidas incluso desde la cercana costa, donde un grupo de vecinos de Los Cocoteros y de la localidad de Guatiza, próxima al lugar, ayudaron en el rescate desde la orilla.

Uno de estos vecinos, Aníbal Betancort, relató en el lugar de los hechos que desde tierra pudo percibir gritos de lamento y desesperación de los inmigrantes que luchaban bajo la barca por no hundirse.

Mientras algunos vecinos lanzaron cuerdas para que Cristian y Johny pudieran acercar a tierra a los inmigrantes que habían rescatados, otros echaron salvavidas de sus pequeñas embarcaciones.

Una vez más, los ciudadanos canarios se volcaron en el rescate de los inmigrantes y les atendieron hasta la llegada de los sanitarios.

Los equipos de rescate y salvamento desplegaron en el lugar un amplio dispositivo de búsqueda de los inmigrantes y varias horas después confirmaron el hallazgo de los primeros cadáveres.

Se trataba de un niña de ocho años, dos mujeres y un varón, cuyos cuerpos fueron avistados desde un helicóptero a unos 150 metros de la costa, en la zona de La Caleta, a un kilómetro al sur del lugar del vuelco de la patera.

Aunque la mayoría de los ocupantes de la embarcación eran varones, uno de los supervivientes relató que entre los inmigrantes viajaba una mujer embarazada y tres niños de entre siete y nueve años.

Cinco de los seis supervivientes quedaron ingresados en el Hospital General de Lanzarote y otro fue dado de alta, si bien se encontraba emocionalmente muy afectado por lo sucedido, ya que entre los desaparecidos se encontraba un hermano suyo.

Según explicó a la Guardia Civil, en la patera viajaban 28 personas, si bien no se descarta que fueran algunas menos, o más. En teoría, tras localizar 21 cadáveres y contando con los seis supervivientes, sólo faltaría por localizar un cuerpo más.