Tribuna libre

Votar país canario, votar nacionalismo

18/12/2015

El domingo próximo todo canario y toda canaria cabal que entre a decidir su voto a una cabina cualquiera de cualquier colegio electoral  debe tener presente que tiene una responsabilidad. La responsabilidad de no caer en la tentación de tanto espectáculo mediático como el que ha rodeado a estas elecciones, con protagonistas como Bertín Osborne, María Teresa Campos, Ana Rosa Quintana,  programas como Sálvame o El Hormiguero…

Todo canario y canaria cabal debe saber que la única opción política que piensa por sí misma desde Canarias y se gobierna a sí misma, sin consignas nacidas en Madrid o Barcelona, es la que representa Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, con sus virtudes y sus defectos, bueno fuera, pero con mujeres y hombres elegidos por los canarios y no por el dedo oportunista de los conservadores y progresistas originales y de los conservadores y progresistas «marcas blancas».

Los pueblos como las personas, si quieren convertirse en adultas, los pueblos como cada uno de nosotros, han de pensar por sí mismos y gobernarse a sí mismos, y la única opción política que se presenta a estas elecciones que piensa por sí misma y se gobierna a sí misma es la opción CC-PNC. La única opción política producto del país, como nos dejó dicho Ana Oramas en el mitin del día 8 de diciembre en Granadilla. Y no producto de los platós televisivos y de intereses ajenos a Canarias.

Desaparecidos del espacio político o inhibidos en estas elecciones tanto Alternativa Nacionalista Canaria, como el CCN, con Nueva Canarias entregada al PSOE, a los nacionalistas solo les queda optar por CC-PNC. El domingo hay que ir a votar en clave canaria y no en clave foránea, hay que ir a votar el domingo confiando en la política, que se inventó para perfeccionar la convivencia humana. Sin política no hay sanidad pública, ni educación, ni pensiones, ni subsidios de desempleo, ni ley de dependencia…

Aunque la pelea para los nacionalistas no termina el domingo  20 de Diciembre. La pelea de pensar por nosotros mismos, por ser capaces de autogobernarnos y de autolegislarnos, y de ser respetados por el Estado español y por la Unión Europea, en los contratos suscritos con nuestro pueblo atlántico, es una aspiración a la que nunca renuncia un nacionalista que se precie de tal. Dejemos los matices aparte, el nacionalismo canario convoca a jóvenes y empresarios, amas de casa y ejecutivas, profesionales de todo rango, agricultores, pescadores, ganaderos, a la totalidad de nuestra población sin discriminación de clases o de sensibilidades progresistas o conservadoras, el nacionalismo, como tantas veces hemos repetido, es la defensa de una sociedad, de un territorio y de una cultura, de una manera de ser, de sentir y de actuar ante la vida. No sobra nadie en este proyecto de valernos por nosotros mismos y no con recetas nacidas fuera del Archipiélago y que miran a nuestra nacionalidad por encima del hombro sin conocer ni nuestra idiosincrasia ni nuestras necesidades.

El Partido Nacionalista Canario ha compartido cartel electoral con Coalición Canaria desde 2007, pero esta vez lo hacemos con más entusiasmo que nunca al comprobar que todas las otras opciones nacionalistas de nuestra tierra han abdicado de su obligación de plantarle cara a tanta oferta externa. CC-PNC constituimos el único frente nacido de nuestras islas y con la única obligación de darle cuenta de nuestra representación ante las Cortes Generales a nuestros paisanos y paisanas.

Tenemos que hacer un esfuerzo, llamamos a hacer un esfuerzo a todos los que sientan el nacionalismo, el domingo hay que votar país canario, hay que votar nacionalismo canario, con el corazón y con la razón.
Hay que votar Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario.