Vía libre a una hacienda canaria más cara

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

La agencia tributaria canaria futura sí aumentará el gasto público, en contra de lo que ha venido sosteniendo el Gobierno autonómico cuya creación impulsa. Una enmienda al proyecto de ley pactada entre nacionalistas y socialistas aventura que «en las leyes de presupuestos de los cuatro años siguientes se irá incrementando el presupuesto asignado a la agencia».

A los diversos informes administrativos que cuestionaban la creación a coste cero de la agencia tributaria se une ahora una enmienda pactada por Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista Canario (PSC) al proyecto de ley aprobado por el Gobierno.

La enmienda crea una disposición adicional que no estaba en el texto del Ejecutivo sobre el presupuesto de la agencia. «En las leyes de presupuestos de los cuatro años siguientes se irá incrementando paulatinamente el presupuesto asignado a la agencia tributaria con la finalidad de reforzar los medios destinados a la gestión y control tributarios», reza.

En la modificación introducida por los grupos que apoyan al Gobierno se explica que «el incremento tenderá a lograr el equilibrio entre los ingresos por los costes de gestión de los tributos del Bloque de Financiación Canario y lo asignado anualmente como ingreso por dicho concepto».

A todo esto, se añade una estructura muy diferente a la Dirección General de Tributos, que es el departamento utilizado por el Gobierno para transformarlo en una agencia tributaria.

En el proyecto de ley se sigue contemplando la creación de un nuevo alto cargo, el director, que será una persona «nombrada y cesada por el Gobierno, a propuesta de la Presidencia».

Sin olvidar la potestad que se reserva el Ejecutivo de nombrar a un « subdirector o similar, órganos unipersonales con categoría y rango jerárquico superiores a jefes de servicio y subordinados al director para el desempeño de determinadas competencias ejecutivas». Esto fue criticado por el Consejo Económico y Social en su dictamen.