Vegueta pierde su ignorado Ribera

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Estuvo en un lado, en medio de una pared lateral y, finalmente, en el centro de la sala de exposiciones de la Casa de Colón tras la remodelación . El San Jerónimo escribiendo llamaba la atención por su calidad. Un cuadro atribuido a Esteban March, pero que el Museo del Prado, propietario del lienzo, cree ahora que es de José de Ribera.

Los primeros sorprendidos hemos sido nosotros», reconocía ayer la directora de la Casa de Colón, Elena Acosta. La semana pasada el Museo del Prado «levantó» el depósito de una de las piezas que custodiaba el centro de Vegueta. Llevaba desde 1940 en Gran Canaria, primero en el Gobierno Civil, después, tras la inauguración de la Casa de Colón en 1951, en su sala de exposiciones.

San Jerónimo escribiendo ha estado expuesto al público durante más de medio siglo en la capital grancanaria como parte de los fondos que la pinacoteca nacional cede a distintos museos locales. Una obra atribuida a Esteban March y que El Prado ahora atribuye a José de Ribera, apodado por los italianos como Lo Spagnoletto («El españolito»).

Según Acosta, el lienzo salió de la Casa de Colón la pasada semana siendo «un Esteban March». Por lo que le ha «sorprendido» la noticia de la que ayer daba cuenta el diario El País: Que el Prado recuperaba un Ribera que no sabía que tenía.

«Hemos estado viéndolo sin saber que era un Ribera», comentó la directora de la Casa de Colón que no sabía que El Prado había iniciado una investigación para determinar la verdadera autoría del lienzo. Es más, a juicio de la catedrática de Historia del Arte de la ULPGC, crítica y comisaria, María de los Reyes Hernández, «El Prado ya sabía que era de Ribera cuando lo sacó de la Casa de Colón».

San Jerónimo escribiendo «siempre» ha estado en la exposición permanente del museo de Vegueta. Pero catalogado como lo tenía la pinacoteca nacional, un lienzo de Esteban March, junto a otra quincena de piezas. Precisamente estos días la sala, a la que ya no volverá el lienzo, está cerrada por obras

«El Prado ya ha levantado el depósito», lo cual puede hacer, recuerda la experta, cuando desee porque es su propietario. Pero esa «es la tristeza, que nos quedaremos sin poder disfrutar de esa obra aquí», añadió Hernández.