CRISIS EN LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS DEL ESTADO

Unos 51.000 usuarios se quedan sin novedades

03/12/2012

Si quiere leer Oficio de lector, de José Manuel Caballero Bonald, nuevo premio Cervantes y que se publica en enero, no acuda a las bibliotecas públicas del Estado en las dos islas capitalinas. Madrid y el Gobierno de Canarias han dejado a ambas con cero euros para novedades bibliográficas.

Se sabe que las bibliotecas son un espacio para el conocimiento, el aprendizaje y la diversión. Los más de 51.000 usuarios con carnet de las dos bibliotecas públicas del Estado en Canarias –una en Las Palmas de Gran Canaria y otra en Santa Cruz de Tenerife– se verán privados durante todo el 2013 de las novedades bibliográficas de cualquier tipo, ya que tanto el Ministerio de Cultura como el Gobierno de Canarias no les aporta ni un céntimo en este apartado vital.

Esta medida supone que las bibliotecas públicas del Estado del Archipiélago no podrán comprar ni un solo libro de ficción, de consulta, de ensayo, juvenil o infantil durante todo el próximo año. Ni siquiera podrán adquirir la prensa diaria ni las revistas y publicaciones a las que están suscritas. Tendrán que darse de baja de las versiones de pago de páginas web especializadas.

El Ejecutivo que lidera Paulino Rivero olvida sus diferencias con el de Mariano Rajoy y en su proyecto de presupuestos para el año 2013 lo imita, al suprimir el apartado de adquisición de fondos bibliográficos y documentales para las dos bibliotecas. Pasa de destinar 100.000 euros para este año –50.000 para la de la capital grancanaria y otros tanto para la santacrucera–, y 649.696 durante el 2011. El importante desembolso de hace dos años fue el resultado de un convenio firmado con el Ministerio de Cultura.

Este ostracismo presupuestario para las dos bibliotecas públicas del Estado llega cuando ambas instituciones cuentan con su mayor respaldo popular. Durante el año 2011, estas dos instituciones canarias recibieron 886.284 visitantes, lo que supuso un incremento del 22,4% con respecto al año anterior.

A comienzos de esta semana, la Biblioteca Pública del Estado en la capital grancanaria –junto al Parque de San Telmo– ya había contabilizado 437.348 visitantes, una cifra que ya supera a la registrada en 2011 y años precedentes. Y eso que, según aseguran sus responsables, en Navidad se dispara el número de personas que acude a sus instalaciones.
Los presupuestos generales de de Canarias para 2013 destinan 4.051.048 euros para los servicios bibliotecarios y archivísticos. Con este dinero se cubren los gastos de personal, los gastos corrientes (seguridad, limpieza, etcétera) y el mantenimiento de los servicios informáticos.