Unos 400 farmacéuticos se manifiestan contra el retraso de pagos y bajada precios

EFE

Unos 400 farmacéuticos se han manifestado este jueves ante el Palau de la Generalitat en protesta por los retrasos sufridos en los pagos y las reiteradas bajadas de precios, que según aseguran han llevado al sector a una situación insostenible.

Ésta es la primera vez que los farmacéuticos catalanes se manifiestan, convocados por la Plataforma Farma, que ha calificado esta afluencia como un éxito, y que se ha creado para unir al colectivo, defender de forma activa a las oficinas de farmacia y lograr su participación en la toma de decisiones que afecten a sus intereses.

"Tu medicación está en peligro", "La farmacia no puede más", "Queremos dispensar pero no podremos si no nos pagan" son algunos de los eslogan de los carteles que han acompañado esta concentración, que se produce un día después de la huelga de dos días que han llevado a cabo los médicos de los centros de atención primaria y de los hospitales públicos catalanes.

Durante la concentración, los manifestantes, vestidos con bata blanca, han construido frente a la entrada de la sede de la Generalitat una pirámide con cajas de medicamentos vacías, para dar a entender que "si las cosas no cambian, solo podremos despachar cajas", según ha explicado a Efe Guillermo Chacón, uno de los portavoces de la plataforma.

También han leído un manifiesto en el que se reclama que los presupuestos de farmacia sean finalistas, y que lo que se asigna para farmacia no se dedique a otras cosas cuando faltan recursos, lo que dicen ocurre ahora, porque esto puede hacer peligrar el abastecimiento.

Al denunciar los retrasos, Chacón ha explicado que la administración les paga a 105 días, y que ya hay 40 farmacias en Cataluña en proceso de acreedores y unas 600 con créditos al límite, en las que otro retraso de una semana les puede llevar al cierre.

Muchas de estas farmacias con problemas se compraron hace 4 años, en pleno boom inmobiliario con créditos muy altos que tienen dificultades para pagar.

También han recordado que los farmacéuticos están obligados por ley a dar los medicamentos, incluso los más caros, que pueden llegan a costar hasta 3.000 euros, y que hay farmacias que no lo pueden asumir.

En este sentido, Guillermo Chacón ha explicado que una oficina de farmacia de Barcelona ha sido multada porque le dijo a un enfermo que no le podía suministrar un fármaco determinado porque no tenía dinero para pagarlo.

Ha añadido que esta persona denunció este hecho al CatSalud y éste, tras una inspección, multó al titular de la farmacia por no tenerlo.

Sobre el descenso de los precios, Chacón ha remarcado que desde 1998 han sufrido 21 reducciones de precios, y que el 1 de diciembre está previsto el que hace el número 22, lo que está provocando que algunos laboratorios se planteen dejar de vender en España.