Una menor fugada fue prostituida por la mujer que la acogió para pagarse los gastos

08/05/2008

Una menor de 13 años que se había fugado de un centro de menores de Las Palmas de Gran Canaria fue prostituida, a razón de 50 euros por relación sexual, por la mujer que se ofreció a acogerla en su casa a cambio de que se pagara de esta forma los gastos de estancia.

Por ello, la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a Teresa Muñoz Luque, de 38 años, a cuatro años de prisión por un delito de prostitución de menores, y a una pena inferior, de 2 años de cárcel, a uno de los tres clientes que tuvo la menor, un hombre que trabajaba en un bar llamado José Manuel Jerez Ramos, de 52 años.

El tribunal considera probado que el 12 de enero de 2007 la menor, de 13 años, se fugó del centro de menores en el que se residía y se encontró con la mujer acusada, Teresa, quien le ofreció quedarse en su casa, si bien "debía pagarse su estancia". Para ello, Teresa Nuñez Luque, con antecedentes penales, le dijo a la menor que la mejor forma de hacerlo era "manteniendo relaciones sexuales con amigos suyos, que ella le presentaría", refiere la sentencia. La menor aceptó la situación.

Así, la mujer y la joven fueron a un bar en el que trabajaba José Manuel Jerez Ramos, también con antecedentes penales, a quien la acusada le ofreció mantener relaciones con la adolescente a cambio de 50 euros, lo cual aceptó a pesar de saber que era menor de edad.

En el domicilio de Teresa Nuñez, en un colchón en el suelo, la menor llegó a manter relaciones sexuales con tres hombres, los cuales pagaron cada uno cincuenta euros que la menor entregó posteriormente a la inquilina de la casa.