Una investigación muestra que la inmunoterapia oral es efectiva y segura en niños alérgicos al cacahuete

EUROPA PRESS

La inmunoterapia oral de cacahuete es un tratamiento efectivo y seguro en los niños en edad preescolar alérgicos al cacahuete, según ha mostrado un ensayo clínico, publicado en el 'Journal of Allergy and Clinical Immunology', en el que el 80 por ciento de los menores incorporaron éxito alimentos con este ingrediente en sus dietas tras recibir esta terapia. Estudios anteriores realizados en niños más mayores mostraron que la inmunoterapia oral de cacahuete ofrecía cierta protección contra la anafilaxia potencialmente mortal causada por la exposición a este fruto seco. Ahora, los expertos, dirigidos por le doctor de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos), Wesley Burks, y cuyo trabajo ha sido financiado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y el Centro Nacional para el Avance de las Ciencias de Traslación de Estados Unidos, han evaluado los beneficios en población preescolar. Para ello, analizaron a 40 niños alérgicos al cacahuete de entre 9 a 36 meses, a los que asignaron aleatoriamente dosis de 3.000 miligramos diarios de inmunoterapia oral de cacahuete o de 300 miligramos. Casi todos experimentaron algunos efectos secundarios como, por ejemplo, dolor abdominal, si bien fueron generalmente leves y no necesitaron ningún tratamiento. Tras 29 meses, se les dejó de administrar la terapia durante cuatro semanas, a partir de las cuales, los investigadores comprobaron que el 80 por ciento podía introducir el cacahuete en su dieta sin padecer ninguna alergia y que no había diferencias entre los que recibieron las dosis bajas y altas. Además, al ser comparados con 154 niños alérgicos que no habían recibido la inmunoterapia oral, los científicos comprobaron que los que habían sido tratados eran un 19% más propensos a incorporar con éxito el fruto seco en sus dietas.