‘Cruising Guide to the Canary Islands’

Una guía náutica para ocho islas

01/03/2017

Los navegantes Óliver Solanas y Mike Westin están recorriendo las Islas Canarias para promocionar la recién publicada guía náutica y de ocio Cruising Guide to the Canary Islands (Imray). No hay otra manera mejor de dar a conocer el detallado libro, escrito en inglés, que ofrece información de interés sobre los puertos y marinas canarias.

Ha pasado poco más de un año desde que Óliver Solanas y Mike Westin, expertos navegantes, decidieran sacar una guía de Canarias para navegantes. Sabedores de la falta de información que se encuentran estos viajeros al llegar a puertos y marinas isleñas, conocedores de la realidad y de las ansias de datos de los que llegan, Solanas, vicepresidente de Anavre (Asociación de Navegantes de Recreo de España), y Westin, periodista sueco,  aunaron conocimientos y esfuerzos que han dado como resultado una guía única, la más completa que hay hasta el momento sobre náutica en Canarias.

Los autores, en el momento de la conversación con sus respectivos barcos atracados en Lanzarote, aseguran que están  «muy contentos» con la aceptación que está teniendo el libro. «La guía náutica es la única que hay en el mundo que promocione las Islas en el sector náutico», pues solo hay otra de la islas atlánticas, lo que incluye a Azores, Madeira y Cabo Verde. «Pero la nuestra es la única guía náutico turística», que invita a que «el navegante se quede en las Islas y las descubra». Porque como indica Solanas, la mayoría de los navegantes utilizan las Islas Canarias «como escala, llegan, repostan y se van». Como mucho pasan «un día en Gran Canaria, se preparan y se marchan». Lo que busca Cruising Guide to the Canary Islands es invertir la dinámica, que los navegantes conozcan las ocho islas y que el Archipiélago «no sea solo un salto, que descubran, de ahí que sea una guía náutico turística».

Resulta curioso que una vez concretada la idea, «en 24 horas la editorial nos dijo que sí», pero no han tenido el mismo apoyo de las instituciones regionales e insulares. Y es que, a pesar de ser una comunidad autónoma que vive eminentemente del turismo de sol y playa, «seguimos de espaldas al mar», afirma Óliver Solanas.