Una ciudad con 15.000 fantasmas

05/04/2013

La capital tinerfeña lleva años contando más habitantes de los que tiene, con lo que ha recibido durante años una financiación autonómica y estatal que no le corresponde.

ETIQUETAS:

Santa Cruz de Tenerife tiene inflado su padrón municipal en 15.000 personas, una cantidad de vecinos que le ha permitido durante años recibir una financiación autonómica y estatal que no le correspondía y que este año podía haber ascendido a 4 millones. En diciembre, el INE rebajó de 222.271 a 206.965 el número de habitantes de la capital chicharrera.

Santa Cruz de Tenerife es una ciudad con 15.000 fantasmas, los habitantes que desde 2009 dejaron de existir para el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que el 29 de diciembre pasado restó del padrón municipal. El alcalde de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez, puso entonces el grito en el cielo y anunció la presentación de un recurso ante el INE, pero antes encargó a funcionarios municipales que rastrearan por qué no se había justificado la inexistencia de 15.306 vecinos. Tres meses después técnicos han certificado que el INE estaba en lo cierto y que, como ya planteó en 2009, los documentos nacionales de identidad (DNI) aportados no correspondían a nadie. 


El grupo de gobierno mu   nicipal admite que «se tenía que haber actuado con más sentido común» pero  se niega a hablar de «fraude», como lo hace la oposición. Asun Frías, la concejal de Sí Se Puede que a base de preguntar y repreguntar consiguió que el concejal de Hacienda, Alberto Bernabé, le remitiera el informe de los técnicos, estima que «el fraude existe», aunque no sabe si tiene un origen propiamente político o recae sobre quien está detrás de las revisiones periódicas y de oficio del padrón, es decir, el área de Población del Ayuntamiento.