Un tribunal establece que se podría "haber hecho mucho más" para recuperar todos los emails de Clinton

27/12/2016
ETIQUETAS:

El Tribunal de Apelación para el Circuito del Distrito de Columbia ha revocado este martes una sentencia emitida hace meses por un tribunal menor, con lo que ha establecido que dos agencias del Gobierno de Estados Unidos podrían haber hecho "mucho más" por recuperar los correos electrónicos de la antigua secretaria de Estado, Hillary Clinton, que se vio implicada en un escándalo en plena campaña electoral por utilizar un servidor privado para tratar asuntos oficiales.  


La sentencia, emitida por el juez Stephen Williams, ha vuelto a poner en el punto de mira a la ex candidata demócrata a la Casa Blanca. Según el documento publicado este martes, las dos agencias del Gobierno encargadas de recuperar los miles de emails de Clinton no adquirieron todos los correos debido a una mala gestión.  

El Departamento de Estado y los Archivos Nacionales, las dos instituciones encargadas de recuperar los emails de la ex secretaria de Estado, no solicitaron a la Fiscalía ninguna orden ejecutiva a la hora de conseguir los correos, por lo que dos grupos conservadores presentaron dos demandas para forzar la entrega de todos los emails por parte de Clinton.

Un tribunal del distrito emitió una sentencia al respecto el pasado enero en la que aseguraba que ambas instituciones llevaron a cabo un "esfuerzo sostenido" para recuperar y conseguir los correos de la ex secretaria de Estado. No obstante, este martes, Williams ha argumentado que deberían haber hecho mucho más para conseguirlos, ya que al no pedir ayudar a la Fiscalía General y sin una orden ejecutiva que obligase a Clinton a entregar los 30.00 correos restantes, el caso de la antigua candidata demócrata ha sido sobreseído.  

Clinton, ex candidata demócrata a la Casa Blanca, utilizó un servidor privado en su casa de Nueva York para escribir y recibir miles de emails referentes a su trabajo como secretaria de Estado entre 2009 y 2013, que en su mayoría contenían información estrictamente confidencial. Cuando fue sometida a una investigación por parte del FBI, entregó 55.000 emails para demostrar su inocencia, pero se negó a entregar otros 30.000 que, según ella, eran de contenido personal.

El escándalo de los correos electrónicos ensombreció la campaña electoral de Clinton, que acabó perdiendo las elecciones ante el magnate neoyorquino Donald Trump. El ahora presidente electo prometió en numerosas ocasiones que investigaría a Clinton, pero se retractó tras su triunfo en las urnas.