Un solo policía atiende a toda la población en fin de semana

La Policía Local de Arucas está protagonizando una rebelión soterrada. El pasado fin de semana, por ejemplo, un sólo agente municipal estuvo de guardia para una población de 36.000 habitantes. El origen del conflicto parece estar en la supresión de un complemento por parte de José María Ponce, alcalde de Arucas y responsable directo de la Concejalía de Seguridad Ciudadana. Ante la mengua de los honorarios, los agentes se niegan a hacer horas extras, lo que está provocando que el municipio cuente, sobre todo en fin de semana, con un sólo agente de guardia. En el pleno municipal celebrado ayer el propio Ponce que en la Policía Local «hay problemas», que intentará solucionar en la reunión que hay prevista para hoy la plantilla de la Policía Local. Ponce también aclaró que este año no habrá convocatoria de plazas de agente, pero sí en 2008. Así, el próximo año se convocarán ocho plazas de agentes.

Temas

Arucas