Un órgano con la misión de ordenar Canarias

11/04/2011

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, la Cotmac, es la gran desconocida por la ciudadanía. Sin embargo, este es el órgano colegiado más importante del Archipiélago porque es quien aprueba, definitivamente, los instrumentos de planeamiento territorial, urbanístico y ambiental de la Comunidad Autónoma. Es decir, la Cotmac define Canarias y es el estamento final, la representación última, de la maraña burocrática de la que tanto reniega el empresariado de las Islas.


No se puede mover una piedra en Canarias sin que este órgano formado por ayuntamientos, cabildos y Gobierno de Canarias dé el visto bueno. «Tiene dos funciones básicas», explica el viceconsejero de Ordenación Territorial, Miguel Ángel Pulido, «una es el control de la legalidad y la segunda es garantizar que todas las cuestiones que tienen un carácter supramunicipal estén previstas en el planeamiento del municipio», sostiene.


Así, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente y a la par presidente de la Cotmac, Domingo Berriel, añade que este organismo cuida de que los cabildos no olviden en sus planeamiento aquellos puntos que no son su competencia. «Un puerto o un aeropuerto tiene trascendencia en toda la Comunidad Autónoma y no puede quedar en manos de un cabildo», reflexiona.


No son pocas las voces que denuncian que la Cotmac es un eslabón más de la maraña burocrática que asuela Canarias y que hace casi imposible la inversión en Canarias. Sin embargo, Berriel defiende que este organismo protege el frágil territorio del Archipiélago. «Este procedimiento de varios filtros hace más difícil el éxito de la cultura del pelotazo», asegura. Berriel explica que la elaboración de informes, el paso por todas las instituciones y la aprobación final en un organismo que cuenta con la representación de todas las administraciones canarias hace casi imposible que se puedan llevar a buen término «los chanchullos».


El presidente de la Cotmac reconoce que en Canarias hay muchas normas y, además, muy complicadas. Por ello, estaría dispuesto a una «simplificación» de las mismas. Sin embargo, sentencia que «esto no se debe confundir con un mensaje que se está dando mucho ahora de quitar normas». Berriel subraya que «cumplir con las leyes en el territorio es fundamental» y añade que «no hay país desarrollado en el mundo que no tenga muy regulado el territorio».
El consejero opina que si se desregulariza todo sería muy difícil evitar que se construyera en las zonas más bonitas de las Islas y que deberían estar protegidas para el uso y disfrute de todos. «Como esto no puede ser, hay mucha reacción en contra de la Cotmac a la que se le reprocha que corte ese tipo de pretensiones», señala.


Pulido, explica que Canarias es la Comunidad Autónoma con más espacio protegido del mundo, en concreto, el 50% del territorio. «Lo hacemos porque entendemos que hay que proteger los recursos naturales porque son también un valor económico», sostiene el viceconsejero.


Berriel reconoce que el Ejecutivo regional se enfrenta a muchísimos pleitos judiciales por leyes de protección como la de la Moratoria, pero sostiene que se ganan la mayoría porque, los que quieren que se compensen sus derechos «no cumplieron con sus obligaciones para poder ejercerlos», sentencia.