Un hospital de Orihuela inicia una técnica anticonceptiva permanente sin quirófano

25/02/2007

El Hospital Comarcal de la Vega Baja, en Orihuela, ha iniciado una técnica anticonceptiva permanente para mujeres que evita los inconvenientes de la cirugía convencional, según informaron fuentes de la Generalitat valenciana.

El sistema, puesto en marcha por el servicio de Obstetricia y Ginecología, consiste en insertar un dispositivo de obstrucción, en ambas Trompas de Falopio, que se introduce mediante visión histeroscópica en la mujer.

El conseller de Sanidad, Rafael Blasco, afirmó hoy que "la sanidad pública valenciana apuesta por las mejores y más novedosas técnicas que faciliten a los pacientes la mayor calidad en los tratamientos".

Esta avanzada técnica no precisa de anestesia general y se realiza de forma ambulatoria y la persona puede reanudar sus actividades habituales en el plazo de 12 a 24 horas.

Además, permite a la mujer un mayor grado de confidencialidad, según añadieron las citadas fuentes.

La efectividad de este avanzado método se ha situado en el 99,8% de los casos, si bien, según apuntaron fuentes de la Consellería, no existe ningún método anticonceptivo seguro al cien por cien.

El histeroscopio es un pequeño telescopio acoplado a una cámara de televisión que se introduce por la vagina y a través del cuello del útero llega a la cavidad uterina.

El dispositivo intratubárico consiste en un muelle expansible de cuatro centímetros de largo, compuesto de titanio y produce un crecimiento de tejido (fibrosis) que ocluye por completo el interior de la trompa impidiendo que el espermatozoide llegue a encontrar al óvulo.

Este sistema tarda tres meses en ser efectivo por lo que es necesario que durante este tiempo se realice un método alternativo de contracepción, como los anticonceptivos orales o el preservativo.