Un híper en un metro cuadrado

Los olores se entremezclan y el resultado es lo más cercano a lo que cuentan los mayores. Quesos, sardinas saladas, pejines, chorizos, morcillas, aceitunas, afrecho, petróleo, paja, alfalfa... Una especie de máquina del tiempo ha transformado una pequeña clase de un colegio en una tienda de aceite y vinagre de los años 50.

MARIO ALONSO

El proyecto de la tienda de Ca' Rafaelito forma parte de las actividades programadas por el Colegio Orobal -situado en el barrio de La Guitarrilla-, con motivo del Día de Canarias y de la conmemoración del 10º aniversario del centro. Uno de sus profesores, Rafael Almeida, guarda como oro en paño todos los elementos que conformaban la tienda que su padre, Martín Almeida, tenía en La Goleta. «Funcionó desde 1925 hasta 1994, la fundó mi abuelo y después pasó a mi padre», recuerda. Todos los cursos han trabajado en las semanas previas a su apertura diferentes materias que ahora se relacionan con las actividades que permite la tienda de aceite y vinagre. Términos casi olvidados, como conduto, pejín, enyesque, afrecho... son estudiados en lenguaje

Más información en el periódico CANARIAS7

Temas

Arucas