Un guardia civil se enfrenta a cinco meses de prisión por discutir con un superior

28/08/2015

El Juzgado Togado Militar de Santa Cruz de Tenerife juzgará el próximo 24 de septiembre a Lorenzo, un guardia civil de Garachico (Tenerife), por discutir con un superior, situación por la que se enfrenta a una pena de cinco meses de cárcel, según informó la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en una nota prensa.

  De esta forma, el Tribunal puede condenar al agente, que actualmente está en la reserva, por lo que no prestar servicio en la Benemérita, a entrar en una prisión militar.

  En este sentido, la AUGC critica que la situación de este guardia civil "es consecuencia" de la aplicación del Código Penal Militar a los guardias civiles, ya que según esta ley pueden ir a la cárcel por "una mera" falta administrativa para cualquier funcionario público.

  En este sentido, la Asociación ha comentado que Lorenzo "no es el único agente de Tenerife que este año ha tenido que enfrentarse a esta situación", y recordó que en abril otro compañero fue juzgado por el Tribunal Militar por un presunto empujón a un superior pero finalmente fue absuelto de una pena de cinco meses en una prisión militar.

  La Asociación Unificada de Guardias Civiles confía en que Lorenzo "corra su misma suerte", ya que este agente ha sido sometido a un "auténtico vía crucis" y "vive en estado de incertidumbre" desde que el 20 de octubre de 2014 el Juzgado Togado Militar de Santa Cruz le notificara que se enfrenta a una pena de cinco meses.

  Desde AUGC han considerado que la Guardia Civil, con este tipo de actuaciones, está vulnerando "derechos fundamentales" de los agentes, ya que se ha vaciado de contenido a la Ley Orgánica 12/2007 del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil y el artículo 7. bis de la Ley Orgánica 13/1985 del Código Penal Militar, en la que se especifica que el uso del Código Penal Militar en la Benemérita solo se ciñe a "situaciones extraordinarias".

  La delegación de AUGC en Santa Cruz ha asegurado que el caso de Lorenzo es "un ejemplo claro de la vulneración de este precepto", ya que va a ser juzgado por discutir con un sargento al mostrarse "en desacuerdo" con una documentación que el superior le dio a firmar, a pesar de no negarse a suscribirla se produjo una discusión que puede traerle como consecuencia una condena e ingreso de prisión.

  Por todo ello, AUGC ha lamentado que "a los delincuentes comunes" se les puede suspender su entrada a prisión si no son condenados por un tiempo superior a dos años de prisión y no han cometido anteriormente otros delitos o sustituirla por una multa o trabajos en la comunidad. Sin embargo, "los guardia civiles, por insultar a un superior entran a la cárcel, incumpliendo así la finalidad de la condena, que no es otra que la pretendida reinserción" apuntillan.

  Por último, la Asociación ha comentado que la eliminación "del carácter militar" en la Guardia Civil es "una vieja reivindicación" de AUGC, que aboga porque "los guardias civiles sean tratados como policías, ya que ejercen igual labor y no como soldados". "En lugar de avanzar en esta dirección, la aplicación del Código Penal Militar viene a confirmar la remilitarización de la Guardia Civil. Solo persigue asegurar los privilegios de los altos mandos", asegura la AUGC.