Un ganadero está en huelga de hambre por 'los incumplimientos' del Gobierno

EFE

El ganadero grancanario Antonio Pérez, de 62 años de edad, ha iniciado una huelga de hambre frente a la sede grancanaria del Gobierno de Canarias, al que acusa de "incumplir" un acuerdo para la viabilidad económica de su explotación. Pérez, que comenzó este miércoles su ayuno, recordó que tras cuarenta años de actividad pecuaria su "calvario" empezó cuando su explotación ganadera fue clausurada durante trece meses por el Gobierno canario, "sin que mediara un expediente sanitario, ni de otro tipo", que confirmara alguna enfermedad en sus cabezas de ganado. Según informó, la anterior titular de la Consejería de Ganadería del Gobierno de Canarias se reunió con su director general, el consejero de Ganadería del Cabildo Insular, el alcalde de Arucas y representantes de la Caja Rural y Banco de Santander para "apoyar" a su familia. Agregó que en una segunda reunión del Ejecutivo con las entidades financieras se le recomendó que traspasase la titularidad de la explotación a su hija mayor para que se beneficiara de ayudas de la Unión Europea para el fomento de la ganadería y la incorporación de jóvenes ganaderos. Además, el afectado dijo que esos subsidios irían destinados a la compra del ganado preciso para que la explotación fuese rentable -unas 50 cabezas de vacas lecheras-, y que le prometieron un crédito ICO adicional para cubrir el total de los costes económicos. Antonio Pérez resaltó el incumplimiento parcial de los acuerdos económicos prometidos y su imposibilidad de afrontar el 45 por ciento de la inversión total, por lo que no pudo culminar la operación de compra del ganado, "de vital importancia para asegurar la rentabilidad de la producción ganadera e industrial". Recordó que su proceso dura ya varios años y que su familia se ha visto en estos momentos abocada a un expediente de desahucio con fecha de 2 de septiembre de 2011. Pérez, tras agradecer el apoyo del movimiento 15M y de Izquierda Unida Canaria (IUC), dijo hoy en una conferencia de prensa que se ha puesto en huelga de hambre por "los errores que ha cometido y ha reconocido el Gobierno de Canarias". "El Ejecutivo tomó la decisión de reunir a las entidades financieras para tratar de solventar el problema y yo, que fui invitado a última hora, hice todo lo que me dijeron, y puse todas las facturas a nombre de mi hija", destacó. Pérez pide al Gobierno canario que cumpla el compromiso que pactó "con las entidades financieras, que si han cumplido con su parte y que han esperado a que esta problemática se solventara". El afectado afirmó que "los compañeros de IUC y del movimiento 15M" tienen toda la documentación de su problema y que, si a él le ocurriera algo con esta huelga de hambre, "ellos tomarán las medidas necesarias". Por su parte, Armando Suárez, representante del movimiento 15M, dijo que apoya la decisión de Antonio Pérez porque se "acorrala" a los pequeños agricultores y ganaderos de Canarias, y que el 15M tiene entre sus objetivos la creación de "una mayor identidad" en las tierras canarias. "Las tierras y la ganadería deben emplearse para crear puestos de trabajo, y creemos que el acoso y derribo que se comete con Antonio Pérez va en contra de lo que el pueblo y el 15M está exigiendo en estos momentos", subrayó. El 15M también rechazó el recorte de las subvenciones "a todo lo que huela un poco a poder popular, a individuo, mientras que ellos -los políticos- siguen fomentándose sus sueldos y sus amiguismos en las corporaciones", concluyó Suárez.