Un fuerte incendio quema el corazón de Gran Canaria

30/07/2007

El incendio declarado de nivel uno está quemando el centro de Gran Canaria.

La pronunciada orografía está dificultando las labores de los servicios de emergencia que se emplean en la zona. Además hay que sumarle las altas temperaturas, que están llegando a los 40 grados y la humedad que ronda el 8%.

Un total de 80 bomberos trabajan en su extinción y hay dos helicópteros empleándose en el mismo objetivo. Corre peligro el Parque de Inagua, donde las llamas podrían llegar próximamente.

El incendio se inició, según relataron, cerca de las dos de la tarde en el referido Monte de Pajonales, desde donde se ha extendido, ayudado por el viento y las altas temperaturas del lugar, que rondan los cuarenta grados, hasta penetrar ya en la cercana Reserva Natural de Inagua, un paraje protegido cuyos pinares lindan con los de Pajonales.

Esa circunstancia facilitó la propagación de las llamas, sobre cuyas dimensiones dijeron las fuentes no tener aún datos fiables, pese a que en las labores participan los consejeros del Cabildo responsables de las áreas de Seguridad, Rosa Monzón, que se encuentra en la propia zona del suceso, y Medio Ambiente, Juan Salvador León, que está en el Centro de Coordinación de Incendios.

Las fuentes aseguraron, en cualquier caso, que, si bien el fuego no se considera controlado hasta ahora, éste sólo presenta un único frente contra el que luchan los efectivos desplazados al lugar y, de momento, está catalogado como de nivel uno, dos grados por debajo del máximo peligro, el nivel tres.

Matizaron, no obstante, que el trabajo de extinción de las llamas se está viendo dificultado por varios factores, entre los cuales destacaron el viento, el calor y la presencia de pinares ya referidos pero también la abrupta orografía del terreno, que obstaculiza las actuaciones a desarrollar para tratar de controlar el incendio.

De su evolución y extensión se ofrecerán nuevos datos en próximas horas, según avanzaron desde el Cabildo de Gran Canaria, competente en materia de lucha contra incendios en la isla.