Un chinijo en busca de la excelencia

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO

Noah tiene 16 años y ya sabe lo que es triunfar en la alta competición del windsurf mundial. Su pasión desde los 6 años ha hecho que al menos una marca especializada le haya elegido como estandarte y su presencia en las redes sociales anima a miles de jóvenes a seguir su estela y sus consejos.

Debuté en windsurf con sólo seis años después de mucho tiempo viendo a la gente y a mi padre navegar. Siempre quería probarlo, veía a la gente salir del agua con una gran sonrisa y siempre le pedía a mi padre si podía probarlo». Así cuenta este joven de 16 años, hijo de padre francés y madre alemana, cuya familia lleva asentada en Lanzarote hace más de veinticinco años, como fueron sus inicios en el mundo del windsurf, cuando ya apunta maneras de auténtico campeón tras subir al podium al menos dos veces en el campeonato del Mundo Junior y haber participado ya en varias pruebas con los mejores windsurfistas de la élite mundial. A los pocos años de iniciarse, comenta su padre, Silvano Roche, con apenas 11 años, la marca de tablas Fanatic y la de velas North, decidieron arriesgarse y empezar a traer material adaptado a su edad. Por entonces, resultaba muy difícil en la Isla, encontrar equipos de alta competición para un chico tan pequeño y que a tan temprana edad demostrara una destreza tan grande, así que gracias a la ayuda de varias escuelas de windsurf de Costa Teguise y al apoyo de estas marcas pudo seguir adelante». Para Noah y su familia no resulta nada fácil compaginar la alta competición en la que poco a poco está iniciándose, con sus estudios, su vida de adolescente y su entorno familiar. Empezar a entrar en el circuito mundial de la alta competición supone un gran esfuerzo económico y un sacrificio familiar grande. En 2013, con apenas 13 años, debutó en dos pruebas del mundial junior, en Gran Canaria y Tenerife, subiendo dos veces al podium, pese a competir con jóvenes de 16 y 17 años. En el Campeonato de Europa celebrado la pasada semana en Costa Teguise, quedo decimoprimero, compitiendo con algunos de los más destacados riders del mundial senior, y en 2017 espera competir en cinco pruebas del mundial senior, si encuentra patrocino. Su especialidad es la modalidad de olas (wave riding), que consiste en aprovechar las olas para saltar y surfear, haciendo a la vez maniobras. Compagina estudios de bachillerato con un duro entrenamiento, y además ayuda en las escuelas de surf de donde vive. También aprovecha experiencia en este deporte para dar consejos a otros chicos de su edad, a través de su página de Facebook.

Temas

surf