7 Islas

Un bosque bajo el mar chinijo

ETIQUETAS:

El Bajo de Las Gerardias, así se ha denominado a un ecosistema único en el mundo que se encuentra en las costas del islote de Montaña Clara, en la zona protegida del Archipiélago Chinijo (Lanzarote). Es la concentración de corales Gerardias más grande que se ha encontrado en el planeta.

Este Bajo de Las Gerardias está encuadrado dentro de un proyecto de la Fundación Mapfre. Se trata de un escarpe submarino al norte de Lanzarote que se halla entre los 27 y los 70 metros de profundidad, con unas particularidades muy especiales hasta hoy no conocidas en ningún otro lugar del mundo. Se trata, según Óscar Ocaña, uno de los responsables de la investigación, de «una de las joyas biológicas marinas de Canarias. Su particularidad reside, especialmente, en la comunidad coralígena del antozoo Gerardia savaglia, que forma auténticos bosques con miles de ejemplares centenarios», manifestó.

Se pueden observar corales de hasta dos metros de largo en la mayor concentración de esta especie hasta hoy conocida. También destaca este paraje natural por el gran número de diferentes especies de corales, que normalmente viven a cotas mucho más profundas, por lo que Ocaña definió este lugar como «un santuario de la biodiversidad coralígena de Canarias».

Óscar Ocaña participó en este proyecto junto al doctor Rogelio Herrera Pérez y el realizador y cámara submarino Rafael Herrero Massieu, quienes utilizaron por primera vez en Canarias para su exploración equipos de buceo de circuito cerrado, llamados rebreather, con mezclas especiales de gases, que han permitido bajar a los buceadores hasta profundidades de 75 metros. En este proyecto participó un equipo multidisciplinar de cinco buceadores, quienes realizaron más de 80 inmersiones con un tiempo aproximado en el fondo de 120 horas.

"Para el litoral nunca hay dinero".

Óscar Ocaña se quejó de que «para investigar este paraje no hay fondos, pero para el lince y hacer grandes expediciones al Ártico, sí. Para conservar lo que tenemos en nuestro litoral y que está amenazado nunca hay dinero», afirmó con rotundidad. «En España llevamos un retraso enorme, porque este Estado tiene una mentalidad de meseta ya que los presupuestos para medio emergido tienen que ir independientes de los destinados al mar y hasta que eso no se produzca, seguiremos en precario», dijo Ocaña.