Tres dragos de Salinetas están muertos a causa de una plaga

ETIQUETAS:

El diagnóstico del dragonal de Salinetas ofrecido este viernes por técnicos del Jardín Botánico Canario no es muy halagüeño. De la veintena de ejemplares, tres están muertos, uno muy enfermo, y el resto afectado por una plaga de insectos que abre canales en los troncos y provoca una lenta agonía.

Al contrario de lo que se creía, la mala salud del dragonal de Salinetas no se debe a la falta de riego y de cuidados durante muchos años. Están afectados por dos plagas de insectos y no son los únicos. Ejemplares de Dracaena draco subespecie draco de otras zonas, como los que están en el Jardín Botánico Canario, también están aquejados por el mismo mal. Están siendo atacados por el gorgojo de la palmera canaria Diocalandria frumeti y por el Opogona sacchari. Por este motivo han propuesto crear un manual de buenas prácticas para evitar su propagación.

Diagnóstico. Esta enfermedad ha afectado de tal forma a algunos que tres ya están secos, sólo quedan sus esqueletos, y deberán ser talados ante el riesgo de caída, como sucedió semanas atrás con uno de los árboles. Así lo determinaron ayer el director del Jardín Botánico Canario, Juli Caujapé, y el biólogo Julio Rodrigo, que lo visitaron para analizar su estado junto al concejal de Medio Ambiente y Parques y Jardines, Álvaro Monzón. Otro de los dragos está muy enfermo y necesitará de una intervención especial para que no acabe como los anteriores. El resto, una docena de gran porte y otros más pequeños, están infectados y necesitarán un tratamiento fitosanitario para evitar que la plaga avance. Algunos podrían tener unos 70 años.

Los técnicos no quisieron usar la palabra recuperación, ya que desconocen si será posible o no, aunque se estudiará cuál es el tratamiento más adecuado para evitar la agonía. Podría demorar años revivirlos.
El análisis del suelo realizado recientemente ha determinado también que tiene un Ph muy elevado y alta salinidad al estar cerca del mar. Se plantarán setos u otras especies para parar los vientos alisios que soplan en la zona.