Trece activistas nadan a la Base Naval de Las Palmas en contra del gasto militar

14/04/2014

Trece personas se han lanzado este lunes al agua en los muelles del puerto de Las Palmas de Gran Canaria para intentar llegar a nado hasta el patrullero de la Armada Rayo y la base naval de la ciudad, en una protesta organizada por colectivos antimilitaristas para exigir menos gastos en Defensa.

Al menos tres de los activistas, que iban provistos de trajes de neopreno, aletas y chalecos salvavidas, lograron alcanzar la zona de exclusión militar y tocar los muelles de la Armada, mientras sus compañeros desplegaban a través de toda la ensenada una simbólica línea de recorte y la recorrían con unas tijeras flotantes de corcho.

El Movimiento de Objeción de Conciencia y Alternativa Antimilitarista (MOC) han organizado esta protesta en la jornada en la que se celebra el Día Mundial contra el Gasto Militar, con el apoyo de activistas de Canarias, Madrid, País Vasco, Cataluña, Valencia, Alemania, Reino Unido y EEUU, entre otros lugares.

Entre los trece nadadores y el colectivo de apoyo en tierra, la protesta reunió a cerca de medio centenar de personas.

Los activistas que más lejos nadaron en su protesta llegaron a tocar los muelles donde podía leerse "Zona militar, prohibido el paso" y a situarse a escasos metros del patrullero Rayo, uno de los buques de la Armada que operan desde la base de Las Palmas.

Sin embargo, ninguno de ellos escaló los muelles de la base naval, ya que fueron rechazados antes por dos lanchas neumáticas de la Policía portuaria y la Guardia Civil del Mar, que se interpusieron en su camino y les obligaron a nadar de vuelta a su punto de partida, sin que se produjera altercado alguno.

Los trece nadadores regresaron hasta el arranque del muelle de cruceros, desde donde se habían lanzaron al mar y donde les esperaban sus compañeros y varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía, que tomaron nota de sus de sus DNI y pasaportes.

Durante toda la protesta, los antimilitaristas cantaron consignas contra la OTAN y contra el gasto militar y denunciaron las operaciones que realiza la Armada desde Canarias, con lemas como "¡La guerra empieza aquí, parémosla aquí!".

El portavoz de los manifestantes, Ander Eiguren, denunció que el gasto militar asciende ya en el mundo a "1,75 trillones de dólares" y que, en España, supone casi 720 euros al año por persona.

Eiguren ha subrayado que esos fondos podrían tener mejor destino en gastos sociales, "muchos más necesarios para la sociedad".

Este portavoz de los activistas ha señalado que asumen "todas las consecuencias" que pueda acarrear esta protesta, incluida la de que los nadadores que han cruzado la zona excluida de la Armada puedan ser denunciados "por un delito allanamiento militar".

El MOC y Alternativa Antimilitarista han elegido como objetivo de esta protesta la base naval de Las Palmas porque representa lo que no quieren: "Destinar para la guerra esa misma fragata -en alusión al buque P-42 Rayo-, que faena en aguas de Somalia y repercute en los conflictos del tercer mundo", ha opinado Eiguren.