Tranche comparte su arte

ETIQUETAS:

Tras diez años de gestación, anoche vio la luz un nuevo espacio expositivo en Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de la sede de la Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura donde se exhiben 30 piezas de artistas nacionales e internacionales de la imponente colección propiedad de José Luis Tranche.

La calle Domingo J. Navarro de la capital grancanaria cuenta desde ayer con un nuevo espacio dedicado a la divulgación del arte actual. Los promotores de este nuevo refugio para la creación contemporánea son los responsables de la Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura, una aventura impulsada por el empresario y coleccionista José Luis Tranche (Palencia, 1943).

«Para mí el arte ha sido una pasión: algo que te gusta y, desde el momento que puedes, lo enseñas», comenta el promotor de esta iniciativa y propietario de alrededor de 650 obras, en su mayoría pintura, firmadas por creadores nacionales e internacionales desde los años 70 hasta la actualidad.

A pesar de que Tranche lleva 40 años acopiando pinturas abstractas y figurativas, datadas a partir de los años 70 del pasado siglo, dice no sentirse dueño de ellas. «Para mí, el arte no es algo que puedas poseer», cuenta este depositario y conservador temporal de unas creaciones que, en última instancia, forman parte del patrimonio de la humanidad. Algunas obras de su colección, de hecho, han sido solicitadas por museos como el Reina Sofía, el Macba de Barcelona o el CAC de Málaga.

Su colección irá asomando por los 225 metros cuadrados de la fundación, que también acogerá el trabajo de los nuevos creadores. «Este proyecto ha requerido un gran esfuerzo: no hay atajo sin trabajo», comenta el coleccionista quien asegura que la creación de la entidad tampoco le compensa desde el punto de vista fiscal. Su finalidad poco tiene que ver con los números. «Lo hemos hecho por dar a la ciudad un poco de lo mucho que me ha dado a mí: mis nietos, un trabajo... Esta es una pequeña forma de agradecerlo»,  confiesa el gerente de la empresa de repuestos de automóviles Auteide,  afincado en Canarias hace 40 años.  

Su hija y directora de la Fundación, Yaiza Tranche, se emociona al hablar de la motivación de su padre para mostrar al público su gran colección. «Es un sueño personal. Un reto de él que ha hecho realidad. Mucha gente no se cree que puedas hacer esto de forma altruista, solo se entiende cuando una persona tiene el amor que tiene mi padre por el arte», dice esta periodista que ha crecido entre las obras de arte y habla de ellas con la autoridad de una experta en la materia.

La fundación abrirá sus puertas al público un día a la semana a partir de septiembre. Será entonces cuando se dé a conocer la programación del año: dos exposiciones de los fondos de la colección y una tercera muestra protagonizada por un artista joven a través de una convocatoria.

Mientras dure el verano, el público podrá visitar la exposición inaugural concertando una cita previa.