Trámite para liquidar el 'Last 32'

Objetivo moral en Montenegro. Con el pase a los octavos de final como líder ya asegurado, el Herbalife Gran Canaria cierra esta tarde (18.00 horas) el Last 32 de la Eurocopa con la intención de aliviar la paliza sufrida hace unos días en la ACB, en el feudo de un Buducnost Podgorica ya eliminado del torneo.

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

Es el de esta tarde, por lo tanto, la oportunidad perfecta para ofrecer minutos a los hombres menos utilizados por Aíto García Reneses, entrenador jefe de los amarillos que cruzará los dedos para no perder a más efectivos en un duelo de puro trámite.

Es el caso de Txemi Urtasun, el escolta que acaba de salir de su lesión y que necesita minutos para volver a coger el ritmo competitivo que antes de su esguince de tobillo le permitía jugar minutos de calidad en la rotación amarilla. Como lo es también para DaJuan Summers, el ala-pívot que no termina de ofrecer el nivel esperado por todos en el club y que cuenta con una nueva oportunidad para demostrar su valía.

Sin la necesidad de regalar ni mucho menos una victoria que buscará mucho más el cuadro local por eso de despedirse del torneo con una sonrisa ante sus aficionados, Reneses tiene también la oportunidad de ofrecer minutos a sus jugadores menos utilizados, como son el caso del base grancanario Óscar Alvarado, el joven escolta Oriol Paulí o el canterano Mouhamed Barro.

Pero el duelo puede servir también de bálsamo tras sufrir la mayor paliza de la temporada solo hace unos días en Vitoria (109-70), un traspiés mayúsculo que, sin embargo, puede permitirse a esta altura de competición, pero que llega a poco más de una semana de la cita más importante del curso, la Copa del Rey que se disputará en el Gran Canaria Arena del 19 al 22 de este mes de febrero.

En la otra esquina le aguarda hoy un Buducnost de los conocidos Omar Cook, por su pasado en Unicaja y Laboral Kutxa, o Dasic, exjugador claretiano, ya eliminado desde la semana pasada del torneo, pero dispuesto a ofrecerle un triunfo a su afición en su último acto europeo. Poco más estará en juego.

Sin equipaje.

Aunque cueste creérselo, el Herbalife Gran Canaria aterrizó ayer a Podgorica, Montenegro, sin equipaje, justo lo que le pasó al Buducnost en su visita a Gran Canaria, donde tuvo que jugar con la segunda equipación del Herbalife. La mayoría de los jugadores amarillos tuvieron que comprarse playeras para poder entrenarse el día previo al duelo, a la espera de que hoy le lleguen las maletas.