Atletismo

Tormenta de pasión por las calles de la ciudad

05/11/2016

Rubén Palomeque y Aroa Merino se adjudicaron la Hospitales San Roque Night Run Las Palmas de Gran Canaria 2016.

Todos miraban al cielo. La tormenta se acercaba. A las 19.15 horas el alcalde Augusto Hidalgo dio la salida y la Hospitales San Roque Night Run Las Palmas de Gran Canaria arrancó con lluvia, pero solo fueron unas gotas que refrescaron algo el ambiente. La verdadera tormenta de la noche la pusieron los cerca de 3.300 corredores que finalmente participaron -una cifra baja respecto a anteriores ediciones- en una prueba que se transformó en una gran fiesta deportiva por las calles de la ciudad.
La lluvia amenazante quizás provocó que menos personas salieran a la calle y que el Paseo de Las Canteras estuviese algo desangelado, pero León y Castillo y Venegas fueron ejemplo de un apoyo masivo a miles de corredores que ofrecieron colorido, entusiasmo y pasión.
En el aspecto competitivo, la prueba reina del medio maratón tuvo a los ganadores esperados. La baja de José Carlos Hernández anunciada durante la semana por CANARIAS7 dejó el camino expedido para que el barcelonés Rubén Palomeque lograse el triunfo. Y así fue. Palomeque no dio opción a sus rivales. Desde el primer kilómetro impuso un ritmo fuerte y tomó la decisión de acompañar en la primera vuelta a los mejores del 10K. En la segunda vuelta, con más kilometraje que la primera, lo dio todo y alcanzó el objetivo de batir el récord de la competición que él mismo tenía, deteniendo el crono en una gran marca de 1:08:14.
El podio lo completó el veterano corredor aldeano Matías Ojeda y el aruquense Yeray Alemán.
En chicas, capítulo aparte merece la lanzaroteña Aroa Merino. Era la gran favorita y su superioridad fue aplastante. Un dato. Con un tiempo de 1:13:59 fue quinta en la general absoluta, lo que refleja bien a las claras la potencialidad de la conejera. A casi 16 minutos entró en meta Rosa Fontes, mientras que tercera llegó Miriam Navais.
La entrega de trofeos se efectuó sobre el escenario ubicado en la Fuente Luminosa, un lugar que estuvo muy animado a la conclusión de la prueba con la celebración de varios conciertos.
Donde sí hubo mucha competitividad fue en el 10K. Saúl Castro demostró su casta y calidad, y se impuso al sprint al joven Alejandro Santana. Al final fueron dos segundos de ventaja entre ambos. La tercera plaza la conseguía Francisco Cabrera Galindo, a solo un segundo de Alejandro. Hay que mencionar que Galindo tuvo un contratiempo y se desvió ligeramente en el cruce que era para los participantes del medio maratón. Un desenlace que provocó perder unos metros que pudieron ser decisivos al final. En chicas, incontestable victoria de Ana Toral. Lorena Cruz y Patricia Herrera la acompañaron en el podio.
La ilusión desbordante de los miles de corredores al cruzar la línea de meta cumple con creces el objetivo de una prueba que tuvo un trabajo organizativo enorme, con una labor de la Policía Local encomiable.
La Hospitales San Roque Night Run Las Palmas de Gran Canaria tiene un enorme potencial. Ayer se celebró la cuarta edición. Los vaivenes de anteriores ediciones han hecho que en ésta se pusiese toda la carne en el asador para que el corredor, gran protagonista del evento, saliese satisfecho. Y así ha sido. Ya queda menos para la edición 2017.