«Tocó el mar y se hundió»

21/03/2014
ETIQUETAS:

«Por causas que se desconocen, el helicóptero entró en contacto con el mar, hundiéndose». Fue la única explicación que pudo ofrecer ayer el ministro de Defensa, Pedro Morenés,  sobre el accidente de una aeronave del SAR la noche del miércoles. El único rescatado fue el grancanario Johnander Ojeda.

En el momento del accidente, los militares se encontraban en una «misión rutinaria de entrenamiento» a 37 millas al este de Gran Canaria, consistente en efectuar prácticas de evacuación nocturna mediante su izado en grúa desde el buque de la Armada Meteoro. Sin embargo, el ministro -que se trasladó hasta Canarias para conocer de primera mano las circunstancias del accidente y seguir el operativo de rescate- explicó que, en el transcurso de las maniobras, se perdió la comunicación entre el barco y la aeronave.
Inmediatamente se iniciaron las labores de búsqueda, en las que inicialmente participaron el Meteoro y un avión CASA 235, también del SAR, que se encontraba en la zona apoyando el ejercicio. Afortunadamente, señaló Morenés, «se localizó al sargento Johnander Ojeda en buen estado de salud».
A estos efectivos se unieron posteriormente embarcaciones de Salvamento Marítimo, una de la Guardia Civil y otra de Vigilancia Aduanera, así como los helicópteros de Helimer, Guardia Civil y otras  aeronaves del Escuadrón 802, al que pertenecía el helicóptero siniestrado.
El rescatado relató que ,«por causas desconocidas», la aeronave entró en contacto con el mar, hundiéndose». Durante toda la noche se rastreó la zona «y la búsqueda continúa» en búsqueda del resto de la tripulación.
Ahora será la comisión de investigación de accidentes aéreos del Ejército del Aire el que tome las riendas de la investigación y «se tomará su debido tiempo» para saber lo que ocurrió, dijo el titular de Defensa. Apuntó en este sentido que «tenemos la dificultad de que el helicóptero está hundido, pero la ventaja de contar con el testimonio del sargento Johnander Ojeda Alemán». Ayer ya se habían encontrado restos del helicóptero.
Morenés, que estuvo acompañado en su comparecencia ante los medios por la delegada del Gobierno en Canarias, Carmen Hernández Bento, resaltó la formación y experiencia de los militares y confirmó que la aeronave había pasado todas las revisiones reglamentarias y estaba perfectas condiciones de vuelo. 
Al respecto, detalló que la tripulación tenía «alta experiencia, estaba muy bien entrenada, había desarrollado con anterioridad este tipo de practicas sin problema alguno». Tanto los cuatro militares desaparecidos como el rescatado han estado en Afganistán, puntualizó, «y están acostumbradísimos a misiones de riesgo». Acumulaban más de 1.000 horas de vuelo, añadió.