«Tenemos respeto, pero no miedo»

El Herbalife Gran Canaria encara el más difícil todavía el jueves en la Copa. Su rival de cuartos será un Real Madrid al que nadie ha podido tumbar en territorio español esta temporada. «Le tenemos mucho respeto, como a todos los rivales, pero nosotros vamos sin miedo y a intentar ganarles», entona al unísono el grupo claretiano antes de partir a Málaga.

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

Hay ganas de volver a brillar en la Copa en el seno grancanario. Y ni el emparejamiento ante el equipo más en forma de toda Europa le quita la ilusión a un grupo claretiano que reconoce el nivel de los blancos y aceptan su condición de favoritos, pero que no tira la toalla antes de jugar el partido.

«Miedo no tenemos nunca, aquí ellos lo pasaron mal para ganarnos, creo que tendrán ese recuerdo de que si nos van a ganar no va a ser fácil. Todo el mundo da como favorito al Madrid, y seguramente lo sea, no hay que negarlo, pero si nos van a ganar que lo hagan en la pista, no antes», afirma Nacho Martín, que disputará su primer torneo copero con la camiseta amarilla.

Al igual que el ala-pívot, Albert Oliver también se estrenará de amarillo en la Copa. Expone el base que tenemos «mucho respeto, por el equipo que es, por los jugadores, el entrenador, y por cómo están jugando, pero al final es un partido de baloncesto. Ellos tienen la presión porque son los favoritos, pero nosotros también queremos ganar...».

Canteranos.

Tres serán los canteranos que se vistan de corto en Málaga para intentar tumbar al intratable Real Madrid. «Miedo no hay ninguno, a un partido puede pasar cualquier cosa. Vamos a estar preparados y además con muchísima ilusión», afirma Añaterve Cruz.

En la misma línea de confianza se muestra Óscar Alvarado. El base amarillo expone que «nadie dijo que iba a ser fácil, pero nosotros tenemos el pensamiento de que podemos ganar y ojalá, entre todos, podamos conseguir algo increíble y bonito que es ganar al Madrid en la Copa del Rey».

Igual de ilusionado, o más, se mostraba Walter Tavares. El pívot, con protagonismo esta temporada y buenas sensaciones, aseveraba que «estoy muy ilusionado, el año pasado lo viví desde el banquillo y pasé muchos nervios. Este año me tocará jugar algo, o eso espero, así que lo encaro con mucha ilusión».

«No sé qué partido nos vamos a encontrar. Si sé que hemos sido capaces de competir contra ellos aquí, en el Centro Insular, donde se decidió el partido al final por pocos puntos y un par de acciones», relata uno de los capitanes del Granca, Tomás Bellas, a dos días de la cita. La cuenta atrás está en marcha. Respeto sí, miedo ninguno...