Sospechan de las presiones de laboratorios para introducir la vacuna del papiloma

12/03/2017

La inclusión de la vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH) en el calendario oficial de vacunación en 2008 pudo estar influida por la "presión" de los laboratorios y utilizada como "estrategia política" al coincidir su introducción con una campaña electoral. 

Así se desprende de testimonios recogidos en un estudio de la catedrática de Periodismo de la Universitat de València Carolina Moreno, que presenta los argumentos a favor y en contra de la vacuna e intenta dar visibilidad a las afectadas y a colectivos que rechazan la inmunización universal. 

"Campañas institucionales en salud pública. El caso de la vacuna contra el virus VPH" es un proyecto del Plan Nacional de Investigación en el que Moreno ha trabajado durante cuatro años y donde analiza el tratamiento de esta vacuna en los medios y recoge testimonios de médicos, políticos, periodistas y afectadas. 

Los efectos secundarios que esa vacuna produjo en dos niñas en Valencia en 2009 abrió una controversia sobre su administración, un debate social que aún sigue "latente". 

Esa vacuna se introdujo en el calendario vacunal en diciembre de 2008, con Bernat Soria (PSOE) como ministro de Sanidad y tras una encendida defensa del grupo popular en el Congreso, que consideró que esta inclusión era una "urgencia política" .