Sin cacería por la sequía y las enfermedades

14/06/2014

La veda de la cacería no se levanta este verano por dos razones: la sequía y las enfermedades que han reducido las especies cinegéticas. Sí se mantienen abiertos los volcanes y los campos de entrenamiento de perros.

Por la escasez de lluvias y por las enfermedades que han diezmado las especies cinegéticas, este verano no hay cacería en Fuerteventura. Así lo acordaron los cazadores en el Consejo Insular de Caza celebrado el pasado 9 de junio que esta semana refrendó el Consejo Regional.


No es la primera vez que la veda de la caza no se levanta en Fuerteventura. Sin ir más lejos, 2012 también se acordó no autorizar la cacería. En los dos casos, coinciden ambos factores de la sequía y las enfermedades que asolan fundamentalmente las poblaciones de conejo.


Esta prohibición entrará en vigor a partir de su próxima publicación en el Boletín Oficial de Canarias, aunque algunos sectores cinegéticos mantienen las espadas (o más bien las escopetas) en alto por considerar que hay recursos cinegéticos suficientes para levantar la veda este verano. A pesar de que en la votación salió por la mayoría el no a la caza, todavía algunas federaciones y colectivos mantienen sus reticencias.

Alternativa al cierre. Aunque no pueda cazarse este año, en cambio sí se habilitará los volcanes y las zonas de entrenamiento de canes. Los domingos, desde el 3 de agosto hasta el 2 de noviembre, se podrá realizar esta actividad como alternativa al cierre de la temporada.


Para perros de pelo se autorizarán las siguientes zonas: la        zona volcánica de Cotillo-Majanicho-Lajares; el volcán de La Oliva; y el Malpaís Grande – Malpaís Chico. Los perros de pluma podrán entrenar en la totalidad de los terrenos cinegéticos de la Isla, los domingos, desde el 3 de agosto hasta el 2 de noviembre.


Además,   también se abrirán los campos de entrenamiento para caza a partir del sábado 21 de junio  hasta el domingo 3 de agosto que están situados en el barranco Viejo o de La Herradura en Puerto del Rosario, en Río Cabras también en el municipio capitalino, en Punta Goma en Antigua y finalmente en el barranco de Los Burros (Pájara). Para perros perdiceros, se abren el Malpaís Grande (Tuineje) y el coto de Los Camachos (La Oliva).
Los días hábiles de entrenamiento serán los martes,  jueves, sábados, domingos y festivos.