Agüimes

Sin cabras por orden judicial

05/07/2010

La quesería Roque Aguayro tiene desde ayer sus corrales totalmente vacíos. Una sentencia judicial obliga a la empresa familiar, del barrio Los Corralillos, a trasladar sus 500 cabras a otras dependencias. Los propietarios del negocio aseguran que tienen toda la documentación en regla y que esta decisión los «dejará sin comer».

Rafaela González y su hijo José Ramón observan con enorme tristeza los corrales vacíos de su finca. Los propietarios de la quesería Roque Aguayro, en Agüimes, se sienten «desolados» al no poder desarrollar su profesión. La orden judicial parte de unas iniciales denuncias interpuestas por unos vecinos. «Empezaron con quejas por el olor, ruidos y las moscas, cuando esta zona es agrícola y todo el mundo, inclusive los demandantes, tienen terrenos y animales», afirma Rafaela.

El juez que lleva el caso dictó una sentencia en 2006 por la cual declaraba nulo los permisos de la quesería por un fallo administrativo. Los propietarios del negocio familiar volvieron a tramitar la pertinente documentación, que lograron certificar en 2008. Pero no ha sido suficiente para que el juez dicte a favor de ellos. «Es ilógica la postura de su señoría. Nos insta a quitar a nuestros animales cuando tenemos todos los papeles en regla. Tenemos informes favorables de calificación territorial, impacto medioambiental y la pertinente licencia de apertura. Esta sentencia es totalmente irracional e injustificada», explica muy afectado José Ramón.

Lea la información íntegra en la edición impresa de CANARIAS7.