Siete Palmas rechaza otro carril bus en Felo Monzón

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

La Asociación de Empresarios y Profesionales Zona Siete Palmas presentó este viernes en el Ayuntamiento 2.780 firmas de «rechazo a la implantación de un carril bus» en el sentido bajada de Pintor Felo Monzón. Teme que se repita el cierre de negocios y la pérdida de empleos que provocó el que ya existe en el sentido subida de la vía.

La asociación empresarial de Siete Palmas presentó este viernes en el Ayuntamiento las 2.780 firmas que ha recogido en 10 días en los comercios de esta parte de la ciudad «para mostrar nuestro total rechazo a la implantación del carril bus en la avenida Pintor Felo Monzón, en sentido subida», expone Yaiza Barrios, gerente y dinamizadora de la entidad. Los empresarios entienden que la medida les va a traer «más perjuicio que beneficio» y aunque aclaran que «no estamos en contra de mejorar la movilidad en la ciudad», sí que señalan que la experiencia que ya vivieron hace 5 años, cuando se habilitó un carril exclusivo para el transporte público en esta misma vía pero en sentido subida, les hace temer por el tejido empresarial de la zona. «Cuando implantaron el sentido subida cerraron muchísimos establecimientos y otros tantos no cerraron, pero despidieron a mucho personal», apunta Barrios.

260 plazas menos. Así, comenta que la apuesta del Ayuntamiento capitalino implica la supresión de plazas de aparcamiento en una zona en la que dice ya son deficitarias. «Estimamos que se perderán unas 260 plazas de aparcamiento, además de 8 de carga y descarga, cuatro puntos de zona de farmacia y uno de ambulancia», expone. «Estamos en una situación en la que estamos empezando a ver un poquito la luz al final del túnel con la crisis tan grande que hemos sufrido para que ahora, cuando las empresas incluso están empezando a apostar por implantarse en la zona, te pongan este carril bus», indica la gerente de la asociación empresarial. Además, insiste en que «no estamos en contra de mejorar la movilidad en la ciudad, pero que no perjudique directamente al empresario de la zona y a los puestos de trabajo que esas empresas nos ofrecen». Por último, critica que la actuación «se haga sin previo aviso» y «sin proponer alternativas».