Si Fernando Alonso ve la carretera no compra la casa de Las Meleguinas

Los habitantes del tranquilo barrio de Las Meleguinas asistían ayer medio incrédulos a la avalancha de medios informativos que venían a recoger sus impresiones sobre el hipotético hecho de que pudieran tener a Raquel del Rosario y Fernando Alonso como vecinos en la mansión de los Fuentes.

La noticia, adelantada por McRallyes.com y publicada ayer por nuestro periódico, despertó el interés de los vecinos de Las Meleguinas por la mansión del desaparecido empresario Eufemiano Fuentes, en primer lugar porque que ninguno de ellos sabía que hubiera sido puesta en venta por sus herederos y, en segundo lugar, porque los posibles compradores son nada menos que la pareja formada por el corredor automovilístico Fernando Alonso y su esposa, la terorense Raquel del Rosario, cantante de El Sueño de Morfeo.

No obstante esto, y aplaudiendo, en términos generales, la posibilidad de que la famosa pareja decida adquirir la enorme mansión y pasar en ella sus ratos de descanso, los vecinos con los que hablamos daban gracias al cielo por ver a un periodista, más que nada para denunciar que llevan casi tres meses con la carretera de acceso a la capital cortada, a la altura del puente de La Calzada y no hay visos de solución, pese a que apenas fueron unos quinientos metros de asfalto y valla los afectados por las lluvias de mediados del pasado otoño. La mansión. A lo que parece, Alonso y Raquel llevan tiempo intentando hacerse con una vivienda en la Isla donde pasar las escasas semanas que tienen de descanso entre carreras y actuaciones. Descartado Teror, porque ninguna ofrecía los requisitos mínimos de privacidad, se fijaron en la mansión de los herederos de Eufemiano Fuentes, en Las Meleguinas, que tiene un precio de salida de ocho millones de euros, aunque los representantes de la pareja parece que están a punto de cerrar la operación en cinco millones de euros.

El gran chalet independiente de los Fuentes, tiene una superficie total de 37.061 metros cuadrados, con una parte de finca rústica destinada a cultivos de naranjos, aguacates, limoneros y cerezos, con una superficie de 20.630 metros cuadrados. Tiene otra parte de accesos y terrenos de arrifes con una superficie aproximada de 9.605 metros cuadrados.

El inmueble forma un conjunto de casa-entrada, casa principal, casa sobre pozo, gruta y jardines, todo en una superficie de 6.824 metros cuadrados. La casa principal está compuesta por dos plantas, bastante visibles desde lejos y una enorme buhardilla.