«Si el Gobierno quiere darnos Jinámar, que pague el IBI»

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

La alcaldesa no se achantó ayer ante el envite del Gobierno canario. «¿Quieren que recepcionemos Jinámar para cedernos el edificio de la guardería?, pues que nos lo entreguen en condiciones y que nos paguen los 6 millones de IBI que nos deben». Más claro, agua. «Y si no les gusta, no hay acuerdo». Carmen Castellano, alcaldesa de Telde, se pasó medio pleno de este viernes mordiéndose la lengua y aprovechó un receso de cinco minutos en el debate para desahogar la respuesta. Le supo a diablos la oferta «envenenada» del Gobierno de Canarias. A cambio de ceder al municipio los edificios donde están operativas las escuelas infantiles de Jinámar y de Las Remudas, quiere que el Ayuntamiento asuma formalmente las dos urbanizaciones de esos dos barrios, todavía en manos del Ejecutivo autonómico. «De eso, ni hablar, o al menos no como ellos pretenden», desenvainó a la primera Castellano. «Jinámar no precisa de un lavado de cara, necesita de una actuación integral, hay muchas calles y muchos bloques en mal estado, y eso es responsabilidad del Gobierno regional; así que si quieren que Telde se haga cargo de toda esa urbanización y de ese parque de viviendas, que lo arreglen y entonces firmamos», dijo. Visto así, el escollo está en Jinámar. Menos problemas habría con Las Remudas, que no hace mucho se benefició de una inversión de 6 millones de euros que puso al día sus 72 bloques de pisos y las zonas peatonales del barrio. Y para colmo, al déficit de mantenimiento que arrastra Jinámar, se le suma la deuda histórica que le reclama el municipio de Telde por el reiterado impago de los miles de recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los pisos propiedad del Gobierno canario. Castellano cifró la cuantía en 6,39 millones. La alcaldesa se mostró enfática para dejar claro que su mensaje es contundente. Ahora bien, esta posición puede traer consecuencias. Castellano se las imagina, pero tampoco se arredra. «Y si por esto no nos ceden los edificios de las guarderías para poder sacarlas a concurso y que las gestione una empresa privada, pues las cerramos», sentenció.

Temas

Telde, IBI