"Seguimos indignados, quemados"

Gabriel Súarez
GABRIEL SÚAREZ

En cumbre y medianías ya no huele a quemado, sino a hierba fresca, pero en la memoria de sus habitantes pervive, imborrable, el amargo recuerdo del peor incendio forestal de la isla, de cuyo inicio hoy se cumplen cuatro años, una duro golpe del que la mayoría intenta recuperarse a duras penas.

Al cumplirse cuatro años del terrible incendio que afectó a Gran Canaria, la plataforma de afectados, víctimas y damnificados por el fuego, el colectivo Más Nunca, manifestó ayer mediante un duro comunicado que «el tajo que se abrió aquel verano sigue sin cerrarse», culpando de esta situación a los políticos.

«Los mismos que no nos fueron a visitar sino a hacerse la foto; los mismos representantes que no nos representan porque no saben nada del mundo rural y les da pavor acercarse a él, por si les confundieran con la gente de campo; los mismos que piden nuestros votos y negocian tan bien, son los que no permiten que se cierre este proceso tan largo, tan doloroso y tan difícil de silenciar» , afirma el colectivo, indicando que «son los que no asumen sus responsabilidades, los que emponzoñan el proceso judicial para que se alargue hasta que abandonemos».

Con indignación destacan que siguen «enredados en el arranque de un juicio que aún sigue sin comenzar», y que las peritaciones ordenadas por el juez «aún no han concluido debido al impago del Gobierno de Canarias a la empresa adjudicataria». «Seguimos indignados, quemados, esperando que la justicia empiece el juicio que nos llevará al colectivo de afectados y afectadas a creer que el sistema judicial sirve para algo», indican.

De las promesas realizadas por los diferentes organismos públicos tras el incendio señalan que no tienen noticias. «Las actuaciones como la creación de la comisión para analizar la catástrofe, la formación a la población, los planes de emergencia, las pasarelas, los alcantarillados, los accesos, los cortafuegos, las tomas de agua, todo eso sigue pendiente de llevar a cabo», subrayan los afectados.

Según Más Nunca, «los políticos no quieren a esta tierra, no la sienten; ni a sus gentes: las desprecian». «Para poder negar lo evidente, han empleado todos sus recursos posibles, los habituales y los extraordinarios», apunta la plataforma, señalando que conocen todas las mentiras y las demoras, y que «han arriesgado demasiado con trampas legales y manipulaciones sabiendo que van a perder. Es tan indigno mentir como no asumir sus responsabilidades», sentencian.

Lea la información íntegra en la edición impresa de CANARIAS7.