Se evacúa La Restinga

05/11/2011

A última hora de esta tarde, justo antes de la puesta de sol, se ha intensificado la erupción submarina. El burbujeo ha asomado en la superficie. La burbuja se ha elevado hasta una altura similar a un edificio de dos plantas y se ha levantado a consecuencia de una emanación de gases.

Numerosos vecinos han presenciado el fenómeno y hasta han aplaudido.

El concejal de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de El Pinar ha confirmado la decisión de trasladar a la población de La Restinga, que debe dejar sus casas por segunda vez desde que comenzó la crisis.

En menos de media hora se ha evacuado La Restinga en coches particulares y en las guaguas de la Unidad Militar de Emergencias. Como la otra vez   los vecinos que no tengan donde alojarse, lo harán en la residencia escolar de Valverde.

La dirección del PEVOLCA 8informa en una nota de prensa que ha ordenado evacuar La Restinga como medida preventiva. Esta decisión ha sido tomada tras observarse cambios en el fenómeno eruptivo, ya que se han percibido columnas de vapor con ceniza en la zona, agrega.

Además del túnel de los Roquillos, este sábado  se ha decidido cerrar cinco carreteras en El Hierro debido al incremento de los sismos que pueden provocar desprendimientos en las laderas.

El riesgo no ha variado respecto a días anteriores para la población, según acaba de informarse tras la reunión del PEVOLCA de este sábado. La mancha es más grande, el burbujeo más intenso y los piroplastos también han aumentado de tamaño.

Según informa la agencia Efe, en la rueda de prensa posterior a las reuniones de los comités científico y director del Pevolca, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, manifestó que la situación no ha variado en cuanto a la población, mientras que ante el riesgo de que haya desprendimientos en algunas laderas se ha decidido tomar medidas.

Juan Manuel Santana dijo que no está previsto realizar más evacuaciones, después de que este viernes se llevase a cabo esa acción en once viviendas del barrio de Las Puntas, en el municipio de Frontera, tras registrarse un movimiento sísmico de magnitud 4.4 en la escala de Richter.

El aumento de la magnitud de los movimientos sísmico incrementa el riesgo de que se produzcan desprendimientos, manifestó Juan Manuel Santana, quien reconoció que las medidas adoptadas este sábado por el Pevolca son molestas para los ciudadanos de la isla.

Además del cierre del túnel de Los Roquillos, el Pevolca ha acordado cerrar la carretera de Las Puntas, que está próxima a la salida del túnel por el municipio de Frontera, desde el cruce de Los Caminos Cruzados hasta el Pozo de los Padrones.

También se cierran el Ecomuseo y el Lagartario, así como la carretera HI-500 entre al Faro de Orchilla y el Pozo de la Salud, y en la zona de Sabinosa se corta la carretera hasta Frontera, en varios puntos, y se prohíbe el acceso al Pozo de las Calcosas.

Para complementar estas medidas habrá retenes de Protección y Seguridad Civil en la carretera de la cumbre y en las carreteras de El Pozo de Salud y de Las Tablas.

Juan Manuel Santana comentó que el Pevolca no está previsto que se reúna hasta el lunes, para seguir la evolución del fenómeno sismo volcánico, e insistió en que lo que se intenta es prevenir el riesgo.

Hay un riesgo de que en las laderas se produzcan riesgos debido al aumento de la sismicidad y lo que se intenta con las medidas adoptadas es evitar que la población sufra daños, aseguró Juan Manuel Santana.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explicó que el seísmo de 4.4 grados de magnitud en la escala de Richter de etse viernes fue más sentido por la población que el anterior de la misma magnitud porque se produjo en un lugar más cercano a la costa.

El lugar en el que se detectó el seísmo de 4.4 grados de magnitud de ayer es una corteza más continental que oceánica con respecto al anterior de la misma magnitud, por lo que la transmisión de la energía es mayor y por ende la aceleración con la que se sintió, explicó María José Blanco.

La directora del Instituto Geográfico Nacional en Canarias también señaló que desde un barco de la reserva marina del Mar de las Calmas se han recogido muestras de los sólidos que durante las últimas horas la erupción volcánica submarina ha dejado en la zona de La Restinga, en el sur de la isla.

María José Blanco explicó que la magnitud de los seísmos podría llegar en los próximos días a magnitudes de 4.5 o 4.6 grados en la escala de Richter.