Se estrena una página web para educar a la población rural

26/04/2005

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha presentado hoy una página en la Internet donde por primera vez es posible obtener material educativo para las zonas rurales, con el objetivo de luchar contra la pobreza.

A través de una nota, la FAO señaló esa página web como un instrumento destinado a cumplir los llamados Objetivos del Milenio de la ONU, que prevén la reducción a 400 millones del número de hambrientos en el mundo antes de que termine 2015, así como extender la enseñanza primaria universal.

El interesado debe teclear www.fao.org para llegar a la página de inicio de la FAO y, desde ahí, acceder al enlace de "Educación para la Población Rural", aunque los documentos están mayoritariamente en inglés.

Ese enlace pretende concienciar sobre la importancia crucial de la educación en zonas rurales, para mejorar las condiciones de vida de la población y dotar de material didáctico tanto a los Gobiernos como a profesores, organizaciones internacionales o público en general.

De este modo, señala la FAO en un comunicado difundido hoy, se pretenden "superar las diferencias entre la educación rural y la urbana, incrementar el acceso a la educación primaria de la población rural y mejorar la calidad de la educación básica en las áreas rurales".

Capacidades

Del mismo modo, la página en la Internet sirve para "promover y reforzar la capacidad nacional para planificar e implementar los planes de educación primaria y abordar las necesidades de aprendizaje de la población rural", añadió la organización con sede en Roma.

Los contenidos del documento educativo insertado en la red albergan diversas áreas referentes a "sistemas de conocimientos locales, agrobiodiversidad, calidad e inocuidad de los alimentos, finanzas rurales, comercialización, bosques, pesca y comunicación".

La experta de la FAO y colaboradora de la UNESCO Lavinia Gasperini señaló que "los materiales propuestos ayudarán a los responsables de elaborar las políticas a llevar a la práctica programas de educación para mejorar la calidad de la educación en las zonas rurales".

La educación, señala la agencia, es un elemento vital para conseguir la seguridad alimentaria, obtener ingresos e incrementar la productividad rural, al tiempo que ayuda a promover las nuevas tecnologías.

La intención es evitar que unos 130 millones de niños que carecen de lápiz, libros o maestros se conviertan en adultos analfabetos y se unan a los 880 millones de adultos sin educación primaria que existen en el mundo, cuya mayor parte pertenecen a la población rural.