Se declara en suspensión de pagos la editora de 'La Gaceta de Canarias'

22/10/2008

La empresa editora del periódico 'La Gaceta de Canarias', Periódicos y Revistas de las Islas Canarias Sociedad Limitada -vinculada a propietarios del Grupo Salatín, de los hermanos Peña-, ha presentado declaración concursal, lo que antiguamente se conocía como suspensión de pagos. Según fuentes próximas a la compañía, la compañía no puede hacer frente a las deudas contraídas, hasta el punto de que el periódico podría dejar de salir de manera inmediata.

Según detalló esta tarde la agencia Acn Press, la empesa ha anunciado a los trabajadores la presentación voluntaria de un concurso de acreedores, lo que supone la intervención judicial de la entidad, que atraviesa la peor situación económica en los 18 años de historia de la cabecera, con impagos de salarios desde hace meses.

La noticia fue comunicada por la empresa a los trabajadores de La Gaceta de Canarias en la redacción de La Laguna, en Tenerife, que inmediatamente trasladaron la misma a sus compañeros en Las Palmas de Gran Canaria.

Los problemas en 'La Gaceta de Canarias' comenzaron hace meses. Según fuentes de la propia Redacción, el anterior director, Joaquín Catalán, dejó el cargo al no aceptar el duro plan de ajuste que preveía la compañía editora.

Se suma a ello que gran parte del personal no cobra desde hace dos meses y ayer había serias dudas sobre la posibilidad de seguir operando  en breve con el sistema informático de edición al no haber fondos para pagar las licencias de utilización.

En las últimas semanas, el personal decidió, como medida de presión, no firmar las informaciones, que aparecen escritas por 'La Gaceta de Canarias'. 

La pasada semana, las asambleas de trabajadores del periódico decidieron presentar un preaviso de huelga a iniciar estos días, y que podría convertirse en indefinida desde el 10 de noviembre, anunció la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC).

La huelga, consistente primero en paros de 24 horas de duración, se pondría en marcha, según explica dicha sindicato en un comunicado, "siempre y cuando la empresa no ofrezca soluciones a la situación que actualmente vive este periódico, donde hay trabajadores que llevan dos meses sin cobrar, amenazas de despidos e, incluso, el riesgo de que el rotativo llegue a desaparecer". Algo que puede ocurrir "debido a la mala gestión llevada a cabo por el actual propietario", se aseguraba en el escrito.

En él se destacaba que la huelga es una "medida de protesta que se suma a las ya adoptadas en anteriores asambleas, como la huelga de firmas que mantienen los redactores del periódico desde hace dos semanas y a las concentraciones diarias de 10 minutos que, a partir de hoy mismo, tendrán lugar todos los días" ante las sedes del rotativo en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

"La plantilla y la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias consideran que la actual situación de incertidumbre que atraviesa La Gaceta de Canarias es responsabilidad exclusiva de la mala gestión empresarial y no a la actual crisis económica", proseguía el texto, donde se subrayaba que "en ningún caso se puede culpar a los trabajadores".

Quienes -apostilla-, "pese a estar sin cobrar, han venido desarrollando hasta ahora su labor con total profesionalidad, y en las últimas semanas se han limitado a defender sus derechos laborales".

"Por eso, se vuelve a reclamar a los actuales gestores y al Grupo Salatín que lleven a cabo los compromisos que asumieron sobre el futuro de La Gaceta de Canarias hace menos de un año", concluye el texto.