«Se adelantó a la generación Nocilla»

El 10º Congreso Internacional Galdosiano arrancó este martes de la mano de Pura Fernández, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y lo hizo enlazando a Galdós y la Tercera Cultura: El escritor profesional como mediador y legitimador de las novedades científicas.

Una ponencia que busca «demostrar la vinculación de Galdós no solamente con los movimientos literarios de la época en la que le tocó vivir, y en la que destacó obviamente por su maestría en las letras, sino también por su continua interacción con el movimiento intelectual» de su tiempo. Según explicó Pura Fernández momentos antes de pronunciar su conferencia, Galdós tuvo una relación directa «con todas las novedades que estaban surgiendo en torno a las distintas ciencias» y «también a la consolidación de las ciencias en el panorama nacional».

Una vinculación relacionada con la propuesta literaria galdosiana «que implica siempre una labor de actuación social y de reforma educativa, y de formación de un público lector que comienza a emerger en ese momento en España, que se empieza a consolidar, y que es necesario para que haya una república de la letras estable, sólida, que permita salir a España de la frustración nacional en la que se encontraba en el siglo XIX», aseguró la investigadora del CSIC.

Desde aquel entonces hasta ahora poco ha cambiado España. La relación entre ciencia y cultura «es exactamente igual que en el siglo XIX». Y precisamente, «la modernidad de Galdós es que lo puedes incorporar a cualquier debate y situación, es la pervivencia que tiene, y lo que lo ha convertido en un clásico. Galdós se anticipa a las teorías de las generaciones literarias actuales en España, como la generación Nocilla y la generación de los Mutantes, que están reclamando la incorporación de las novedades de la ciencia al panorama cultural, que no haya división de áreas y de conocimientos, sino una interacción y una complementación permanente».

Una propuesta que predicaba Benito Pérez Galdós, recordó Pura Fernández, y que el escritor «llevó a cabo en su proyecto de gran novela, de gran regeneración de la novela española».

Unas obras que sin duda recomendaría a los políticos nacionales que leyesen, pues «sus lecturas son siempre nuevas, sugerentes y vinculadas con la realidad actual».