Entrevista

Saúl Ramírez: «Nuestro programa es el mejor en la historia de España»

Lidera la lista de Ciudadanos al Congreso de los Diputados por Las Palmas. Asegura que su partido es el único que no usa en vano la palabra regeneración y que solo ellos garantizan una defensa real de los intereses del Archipiélago, blindando el REF y equiparando a las Islas al resto del Estado.

— Cuando comience la pega de carteles su rostro será el único que no ha tenido relevancia mediática en su vida. ¿Virtud o defecto?

— Es una virtud porque la gente está harta de ver a las mismas caras de siempre. Cuando ves a los viejos partidos, tanto de derechas como de izquierdas, hablar de regeneración democrática por poner cuatro caras jóvenes en las listas, pero al final siempre están el señor Soria o el señor Franquis, que llevan muchos años en política, no pueden hablar de regeneración. Porque al final, la realidad es que solo es postureo de cara a la galería.

— ¿La palabra regeneración no está ya muy prostituida?

— Sí, pero la regeneración no se trata solo de hablar de ella. Tienes que creer en lo que estás diciendo. Y eso solo lo está demostrando Ciudadanos en el día a día y en las listas. Somos todos gente provenientes de la sociedad civil, que hemos dado un paso adelante por el hartazgo que teníamos por la corrupción y la escasa sensibilidad de los partidos tradicionales con los problemas sociales.

— Habla de políticas sociales, pero siempre se habla de Ciudadanos como el escudo político de las grandes corporaciones....

— Esto es como en la publicidad, hay que saber rascar en la superficie y ver quién dice ese tipo de mensajes. Me gustaría saber si somos el hogar de las grandes empresas saber dónde están las grandes financiaciones. De hecho, nosotros somos 27.000 afiliados que mantenemos el partido con nuestra afiliación. A nosotros ni nos ha condonado una deuda La Caixa ni tenemos financiación ilegal como otros.

— ¿Cómo llega a Ciudadanos?

— Llego porque veo a Albert Rivera y me parece un líder político fresco, con las ideas claras y que realmente piensa, como yo, que la política debe estar para dar servicio a los ciudadanos y no para que cuatro o cinco sigan viviendo del cuento sin aportar soluciones. Por eso doy el paso adelante. Además, me llama una amiga que me dice que el partido se ha constituido aquí; voy a una reunión y me gusta lo que veo. Me afilio y hace unos meses unos compañeros me piden que dé el paso adelante.

— ¿No tiene militancias anteriores en su currículo?

— He tenido la inquietud política que tiene todo el mundo. Aquella famosa frase de que el que no es comunista con 18 años no tiene corazón y que si lo sigue siendo con 30 es que ha perdido la razón. Todos tenemos corazón y cerebro, y sabemos que hay problemas en la sociedad que nos atañen a otros pero podemos mirar para otro lado. Pero si todos hacemos como las avestruces no se soluciona nada. En la universidad estuve en la asociación de estudiantes, y alguna vez había mirado cómo funcionaba el PSOE pero nunca milité.

— Habla de comunismo con 18 años, de interesarse en el PSOE. ¿No me dirá ahora que es de izquierdas?

— Soy una persona de centro. El PSOE nos quiere poner en la derecha y el PP nos quiere poner en la izquierda. Pero nosotros nos sentimos cómodos donde estamos, no queremos elegir entre una buena gestión económica y las políticas sociales. No tenemos porqué elegir eso, lo que tenemos que hacer es centrarnos en los ciudadanos, conocer sus problemas y centrarnos en encontrar soluciones. Nuestro programa es el mejor programa político en la historia de España.

—¿Y ese programa contempla a Canarias?

— Nos han acusado de que no tenemos sensibilidad canaria. Pero me hace gracia cuando Coalición Canaria se establece como la voz de los canarios. Ahora quiere competir por ella Nueva Canarias, pero la voz de los canarios es la de cualquier partido que representa la problemática de Canarias. Lo que nosotros no queremos es que haya ciudadanos de primera y de segunda, queremos que todos tengamos los mismos derechos en sanidad, servicios sociales. Teniendo en cuenta que Canarias ha recibido durante 30 años menos que la media española, ya solo con ese punto de recibir lo mismo que la media del Estado estamos pensando en Canarias. Y, además, tenemos un instrumento de cohesión social y económica que es el REF, que ahora en época electoral provoca que el PP se siente con Coalición para establecer nuevas medidas que no están aprobadas, pero no está blindado. ¿Por qué no tenemos blindado un sistema que lo que hace es cerrar la brecha económica y social que hay con el resto de España? Queremos cerrarlo y que sea, año tras año, de obligado cumplimiento.

—¿Cree que la proximidad entre Estado y Canarias es un artificio?

— Pongo un ejemplo: el famoso IGTE, que se está discutiendo la fórmula de reparto, llegando a hablar de la increíble triple paridad, es un impuesto que es extinto. Un derecho que tenía el Estado y que tenían que pagar los canarios pero que todavía no está claro que nos lo vayan a ceder. Se supone que en la próxima cumbre bilateral viene el ministro Montoro y que se va a firmar, pero la realidad es que en los presupuestos del Estado para 2016 aparece como un ingreso. Habrá que ver en que queda todo eso. Es un tema para la foto, sin pensar realmente en los ciudadanos.

—Su partido criba a sus afliados y ha expulsado a algunos de ellos. ¿A qué se debe?

— Yo no lo llamaría cribar. Aquí puede entrar todo el mundo, pero hay un proceso de seis meses en la que la gente puede tener revocada la filiación si no son de la forma en la que entendemos que es normal. Es decir, si no viene con las manos limpias y los bolsillos de cristal. A partir de ahí todo el mundo es bienvenido, no les preguntamos el pasado. De donde vengan nos da igual, nos importa el futuro, a no ser que haya cometido alguna irregularidad o es un criminal.

PERFIL. Saúl Ramírez nació el 7 de junio de 1976 en Madrid y lleva casi 15 años afincado en Gran Canaria. Padre de una hija de ocho años, tiene formación en relaciones públicas. Trabajó en banca, pero asegura que se marchó «porque no es lo que yo pensaba. Realmente no ayuda a las personas ni a las empresas». Creó varios negocios de jugar en red en Madrid, y como también es especialista en informática, trabajó para algunas multinacionales del sector. En ese momento fue captada para trabajar en la industria farmacéutica y ese motivo fue el que le trajo hasta las Islas.