Salvamento Marítimo rescata dos embarcaciones a la deriva en menos de un día

EFE

El Centro Coordinador de Salvamento Marítimo de Las Palmas ha tenido que activar el rescate de dos embarcaciones que quedaron a la deriva en un plazo de menos de veinticuatro horas en alta mar, donde todavía permanece una de ellas que se espera llegue remolcada a Gran Canaria en 8 horas.

El más reciente de ambos accidentes se produjo con un velero de 25 metros de eslora y de nombre "Sotileza" que quedó a la deriva a 50 millas al nordeste de Las Palmas de Gran Canaria debido a problemas en su maquinaria, según alertaron sus tripulantes, tres personas en total, sobre las cuatro de la madrugada, han explicado a Efe fuentes de Salvamento Marítimo.

Su centro coordinador movilizó entonces a la "Salvamar Nunki", que partió hacia la zona para ir al encuentro del barco y proceder a su remolque hasta la citada capital isleña, a la que se espera arribe dentro de unas ocho horas, debido a la distancia a la que se encontraba el velero y a sus considerables dimensiones, que dificultan las maniobras precisas para su rescate.

Respecto al otro incidente marítimo en el que ha tenido que actuar la sociedad estatal, las fuentes han relatado que se produjo a primeras horas de la tarde pasada, cuando los dos tripulantes de una lancha motora de 8 metros de eslora llamada "Jaqueton" pidieron auxilio al haberse estropeado su maquinaria a 20 millas al este de Gran Canaria.

Su rescate se complicó más de lo habitual debido a que los ocupantes de la lancha no fueron capaces de detallar con precisión su posición, lo que hizo precisa una búsqueda emprendida por Salvamento Marítimo, cuyo personal logró finalmente localizarlos y dejarlos en bien estado en horas de la tarde noche en el Muelle de Arguineguín, tras remolcar la barca.

Esta tenía su base en la propia isla de Gran Canaria, según han detallado las fuentes, que han dicho no poder precisar, sin embargo, el origen del velero que quedó a la deriva esta madrugada de momento, en tanto no avancen las maniobras de su rescate.