Sacha Baron Cohen, en pie de guerra

05/09/2011

La batalla del desierto del actor Sacha Baron Cohen se libra en el barranco de La Herradura, set de rodaje de El Dictador. Mañana se traslada al cuartel del Soria 9, en Puerto del Rosario, tras haber empezado el domingo por las escenas en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

La calima y los 30 grados de temperatura convertían ayer al barranco de La Herradura en el paraje desértico ideal de un país gobernando por el sátrapa Sacha Baron Cohen. El rodaje de El Dictador, la superproducción de la Paramount y Kanzaman, comenzó el domingo en las dunas de Corralejo y Majanicho y finaliza mañana, miércoles, en el cuartel del Regimiento de Infantería Soria 9 de la capital.


La confidencialidad del rodaje está asegurada porque, a un kilómetro de distancia, está prohibido el acceso a los depósitos de La Herradura, donde lucen tanques y carros blindados. Otro tanto ocurre en el campamento base del cercano Parque Tecnológico de Los Estancos, formado por una cuarentena de caravanas y una carpa que funciona a modo de comedor para un equipo formado por más de 200 personas, aunque todas las miradas están centradas en la posible aparición del célebre actor que el domingo se le vio cabalgando, barba negra al viento, por las dunas de Corralejo.


En La Herradura, las explosiones se sucedieron ayer, simulando una guerra que libra del dictador en un país ficticio, Fediya, que ahora se recrea en Fuerteventura sin demasiado esfuerzo de paisaje y de clima. Mañana, miércoles, está previsto que el rodaje se desplace al cuartel capitalino, para lo que en agosto la productora realizó un casting donde seleccionó a 150 hombres con barba y formación militar.