Ryanair se convierte en la primera aerolínea de Canarias

Ryanair se convirtió en 2011 en la primera compañía aérea de Canarias, desbancando a Air Europa. La aerolínea irlandesa de bajo coste transportó a 4,3 millones de pasajeros, un 77% más que en 2010. Y mientras ésta crece, auspiciada por las bonificaciones aéreas, las tradicionales pierden posiciones. La incógnita es si seguirá ahora que desaparecen las ayudas.

La aerolínea de bajo coste Ryanair se convirtió en 2011 en líder indiscutible en Canarias. Al calor de las bonificaciones de las tasas aéreas -concedidas por el Estado a las aerolíneas que doblaran el número de pasajeros o abrieran nuevas rutas- y de las que Ryanair fue la principal beneficiaria, la compañía irlandesa incrementó el pasado año un 77% el número de pasajeros, hasta mover un total de 4,3 millones (en 2010 transportó a 2,4 millones).

Su posición de liderazgo fue conseguida a costa de las llamadas compañías tradicionales, fundamentalmente Air Europa, Iberia y Spanair, que apenas se beneficiaron de las bonificaciones y que en 2011 perdieron posiciones y pasajeros en Canarias.

Según los datos de Aena, Air Europa que cerró 2010 con 2,7 millones de pasajeros y como compañía líder transportó  el pasado año 2,5 millones de pasajeros, tras experimentar un descenso del 6,6%.
Iberia se colocó en 2011 en la octava posición del ranking de aerolíneas con más pasajeros transportados en Canarias cuando un año antes estaba en cuarto lugar. La compañía transportó en 2010 a 1,6 millones de pasajeros para pasar un año después a 1,4 millones, un 15% menos.

En cuanto a Spanair, perdió dos posiciones. El pasado año movió 1,2 millones de pasajeros, un 12% menos que en 2010, cuando fueron 1,4 millones.

Air Berlin, otra aerolínea de bajo coste pero que lleva años operando en Canarias y que ha sido muy crítica con las bonificaciones, también perdió pasajeros en 2011. Movió 1,4 millones, un 8,7% menos. La low cost Monarch Airlines creció gracias a las ayudas un 5%, tras mover a 1,1 millones de pasajeros.

La incógnita que se abre ahora es qué sucederá con las low cost, especialmente Ryanair, ahora que el Estado ha puesto punto y final a las bonificaciones de las tasas aéreas; si decidirá abandonar Canarias. Fuentes de la aerolínea señalaron ayer que por el momento no se ha tomado ninguna decisión al respecto.