Roma desclasifica este año las cartas de Pildain del 36

01/08/2011

Los investigadores creen que el Archivo Secreto del Vaticano desvelará «el problema» que supuso el «obispo vasco» para el dictador. El religioso fue uno de los personajes más influyentes en la vida de las Islas hasta 1966.

ETIQUETAS:

El Archivo Secreto del Vaticano, que progresivamente se va abriendo a los investigadores, desvelará antes de que finalice el año las relaciones entre el obispo Pildain y el dictador Francisco Franco. Y para ello un equipo canario volverá a Italia a requerir la documentación con la que se espera continuar la investigación sobre la Iglesia isleña y que ya ha logrado rescatar hasta 1936.

Los expertos del departamento de Historia de la Iglesia del Instituto Superior de Teología de Canarias (ISTIC) llevan varios años investigando miles de documentos desclasificados del Archivo Secreto del Vaticano.

Después de que tres expediciones salieran hacia Italia para seleccionar los textos se tiene cubierto ya el siglo XIX y las primeras décadas del 20. De hecho acaba de llegar «la segunda remesa» de esta documentación digitalizada. Entre ellos textos inéditos hasta ahora sobre el paso el obispo Joaquín Lluch y Garriga por Gran Canaria entre 1858 y 1868.

Pero en breve, según espera Elías Zaít, director del primer proyecto de investigación de los documentos relativos a la Iglesia canaria en el Archivo Secreto del Vaticano, se abrirá otro período de la historia. En concreto el de los años 1936 a 1950.

«Del año 36 en adelante se va a abrir dentro de poco y se podrá acceder hasta el año 50. Un período que interesa abrir» porque, a juicio de Zaít, profesor de historia, arte y patrimonio del ISTIC, con esta desclasificación se podrá poner fin a la «polémica incierta de si la Iglesia colaboró o no con los nazis».

Es decir, si bajo el papado de Pío XII se colaboró con los alemanes fieles a Hitler o con los judíos, como muchos sostienen. «El Papa abrió colegios y monasterios para refugiar a la población judía», continuó el también párroco de San Lorenzo.

«Y mientras está -la de Pío XII-, es la noticia internacional. Durante ese período está nuestra noticia regional: las relaciones de Pildain con Franco», añadió. En el Vaticano, «están preparándolo todo y esta parte del Archivo se abrirá en este año».

Antonio Pildain (Guipúzcoa, 1890 - Las Palmas de Gran Canaria, 1973) fue obispo de Canarias entre 1936 y 1966. Nombrado por Pío XI, que murió en 1939, tuvo el pontificado más largo de la historia de la diócesis.

Pero además de clérigo, fue político, elegido diputado en las elecciones del 28 de junio de 1931 por Guipúzcoa con 35.942, según el expediente del Congreso de los Diputados. Defensor del Estatuto Vasco, doctorado en Teología, tomó posesión en Canarias en mayo de 1936 aunque no entró en su diócesis hasta un año después.

De momento los investigadores canarios, explicó Zaít, han hecho «una primera lectura para clasificar temas. Hemos visto como los asuntos se pierden por problemas políticos con la provincia, los problemas derivados de la división entre Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife... hemos llegado hasta el principio de la Guerra Civil española, hasta Pildain y cómo el gobierno franquista intentó que no llegara a Canarias. Se oponía [Franco] porque no quería que un vasco viniera a las Islas».

Esta es la parte la historia que ya está recogida en el número 46 de Almogarén, la revista del ISTIC, en un estudio de José Miguel Barreto. Pero falta aclarar los años de estancia en Canarias y las relaciones del obispo con el dictador y que sigue ocultando el Archivo Secreto del Vaticano.