Robben conduce la victoria holandesa

La gran actuación de Arjen Robben, especialmente en el primer tiempo, permitió a Holanda debutar en el Mundial con una merecida victoria frente a Serbia Montenegro (0-1).

EFE

Los de Marco van Basten fueron mejores que los serbios. Dieron más sensación de peligro, pero el equipo de Petkovic tuvo sus opciones, especialmente en una movida primera mitad, en la que se prodigaron las ocasiones de gol.

Desde el principio, los holandeses sabían que podían caer en la trampa de los serbios: acumular la posesión de balón y sucumbir a una contra con Kezman y Milosevic como puntas, pero tomaron todos los riesgos, porque no saben jugar de otra forma.

Van Basten dispuso de su once de gala, tenía a todos sus hombres recuperados. Ilija Petkovic tenía una baja, el lateral derecho Nemanda Vijic y por ahí empezaron todos los problemas para su equipo.

Y es que por aquella zona se situó el delantero del Chelsea, Arjen Robben; magnífico en el regate, rápido en la carrera y con un destacable disparo. Sin embargo, las dos primeras aproximaciones fueron para los serbios, en especial una incorporación por la izquierda de Predrag Djordjevic que no pudieron rematar ni Kezman ni Milosevic (m.13).

El jugador de Osasuna tuvo una buena ocasión en el minuto 15, justo en el instante que Robben decidió tomar las riendas del partido. Primero regateó bien a Duljaj, pero su centro no encontró rematador (m.15), después en una acción anulada por fuera de juego y en el minuto 18, el 0-1, el gol que le dio la victoria a su equipo.

Van Persie vio a Robben en una rápida acción de contragolpe, el delantero controló en carrera, superó a Gavranvic, quien fracasó en su intentó de agarrarle, y batió por bajo a Jevric (m.18).

Holanda había tardado 18 minutos en marcar un tanto a Serbia, que en diez partidos de clasificación sólo había encajado un gol. La inercia del partido, con unos holandeses dominadores, llevó a Robben a tener otra gran ocasión en un tiro lejano (m.22).

Los serbios decidieron adelantar sus líneas y llevaron peligro sobrela meta de van der Sar en sendos remates de Kezman (m.30) y Milosevic (m.31).

Pero fue un espejismo. Los 'oranje', fieles a su 4-3-3 y a la permuta constante de posiciones, dominaron la situación con un juego creativo, de toque y desmarque continuo, en el que Robben fue su punta de lanza.

Y de este modo llegaron dos nuevas ocasiones para los holandeses. Van Persie, a centro de Cocu, obligó a Jevric a realizar una buena actuación y de nuevo Robben (m.37) en un tiro desde la frontal pudo marcar. Vista la dinámica que había adoptado el partido, Petkovic dio entrada a un centrocampista (Ognjen Koroman) por un defensa (Nenad Djordjevic (m.43) con la intención de cambiar el estado de las cosas.

Zigic, un delantero de 2,03 metros por Milosevic, fue la nueva apuesta del técnico serbio tras el descanso. Su equipo salió con más bríos, pero después del arreón inicial, nuevamente Holanda jugó como dominadora.

Sin tantas aproximaciones al área como en la primera parte, Van Nistelrooy se dejó ver algo más y tuvo una buena ocasión en el minuto 61, poco antes de ser cambiado por Dirk Kuyt.

La idea de jugar con Zigic como pivote no creó demasiados problemas a la defensa holandesa, ni tampoco sufrió con la entrada de Daniel Ljuboja por Kezman (67). Para entonces, los de van Basten ya tenían claro que no debían arriesgar, pausaron su juego y esperaron, en vano, que los serbios pasaran al ataque.

Koroman, en un buen tiro en el 72, fue el único de los serbios que lo intentó. Robben contestó con otra jugada individual (m.78) y, en los minutos finales, las incursiones de van Persie fueron lo más destacable. Al final, los holandeses debutaron con victoria en el 'grupo de la muerte' y su próximo partido será contra Costa de Marfil. Serbia Montenegro se verá las caras con Argentina.

Ficha del partido

0 - Serbia Montenegro: Jevric; Duljaj, Krstajic, Gavrancic, Dragutinovic; Nadj, Nenad Djordjevic (Koroman, m.43), Predrag Djordjevic, D.Stankovic, Milosevic (Zigic, m.46) y Kezman (Ljuboja, m.67).

1 - Holanda: van der Sar; Heitinga, Mathijsen (Boulahrouz, m.86), Ooijer, Gio van Bronckhorst; van Bommel (Landzaat, m.60), Sneijder, Cocu; van Persie, van Nistelrooy (Kuyt, m.69) y Robben.

Gol: 0-1, m.18: Robben aprovecha al contragolpe un pase de van Persie.

Arbitro: Markus Merk (ALE). Mostró cartulina amarilla a D.Stankovic (m.34), van Bronckhorst (m.56), Koroman (m.64), Dragutinovic (m.81), Heitinga (m.85) y a Gavrancic (m.90).

Incidencias: Lleno absoluto en el Zentralstadion de Leipzig, que tiene una capacidad oficial para 38.898. Mayoría de seguidores holandeses que llenaron de color naranja las gradas.

Temas

Holanda