Rivero sigue sin pagar a la UD

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

El próximo 30 de junio finaliza el plazo fijado por el Gobierno de Canarias para hacer frente a la deuda de 600.000 euros con la Unión Deportiva del patrocinio de 2011. El tiempo se agota y en Pío XII no tienen noticias de los planes de pago del Ejecutivo, lo que genera una gran preocupación en el club.

A falta de una semana para que finalice el plazo comprometido por el Gobierno de Canarias para hacer frente a la deuda contraída con Las Palmas del patrocinio del año 2011, nada se sabe en Pío XII sobre los 600.000 euros garantizados antes del 30 de junio por Paulino Rivero.

La nula comunicación del Ejecutivo regional, que se comprometió a cubrir este débito en una reunión celebrada el pasado 16 de mayo tras un infructuoso encuentro el 22 de marzo, hace que crezca la incertidumbre en Pío XII, que cuenta con este dinero para compensar su partida de gastos corrientes, el último plazo de la ficha de los jugadores, así como otros compromisos con acreedores como la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, además del crédito de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, que no se han podido cubrir pese al traspaso de Viera al Valencia, una operación sujeta a otros vencimientos.

El Gobierno de Canarias comunicó el pasado mes la suspensión del acuerdo de patrocinio que mantenía suscrito con Las Palmas y Tenerife hasta 2015 a razón de 1,2 millones por temporada a cada equipo por promocionar a las Islas en la Península. A cambio, el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, garantizaba el pago de los 1,8 millones que se le adeudaba a Las Palmas, aplazando el desembolso del débito en tres anualidades.

De esa cantidad, 600.000 euros son de la temporada 2010-2011 y el resto -1,2 millones- corresponden al campeonato que acaba de finalizar. La primera parte del débito debe hacerlo efectivo antes del 30 de junio de 2012, según confirmó en la última reunión a Miguel Ángel Ramírez y a su homólogo del Tenerife, Miguel Concepción, el viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández. Pero el club grancanario intuye que el Ejecutivo no va a cumplir con los plazos fijados entonces.

Desde Pío XII, preocupados por el posible retraso de una cantidad con la que se contaba, se ha tratado de mantener contacto con el gabinete de Rivero para conocer sus intenciones de pago, teniendo el silencio por respuesta. «Existe una honda preocupación por la falta de información del Gobierno. Esperamos ansiosos que, como así se comprometió el presidente, antes del 30 de junio se haga frente a los 600.000 euros», afirman desde la entidad amarilla.