Rivero insiste: "El empleo, para la gente de aquí"

11/11/2012

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, aprovecha este domingo su habitual artículo en su blog (www.paulinorivero.com) para defender su propuesta de incentivar la contratación de residentes en Canarias.

Bajo el elocuente título de 'El empleo, para la gente de aquí', Rivero justifica su propuesta y vuelve a criticar al Partido Popular por el maltrato presupuestario a Canarias.

El artículo de Rivero dice así: "Cuando el Gobierno del Estado aprobó la reforma laboral advertimos –recuerdo que así lo manifesté entonces, en un desayuno informativo- que lejos de generar empleo se incrementaría el paro. Muy a nuestro pesar, los meses han dado la razón a quienes dijimos que ese no era el camino; que reformas sí, pero así no.

Desgraciadamente, se ha confirmado que las reformas del PP están provocando que miles de canarios pierdan su puesto de trabajo.

Es cierto que en los últimos meses, gracias a medidas como los planes de modernización y rehabilitación de la planta hotelera –medidas que hemos impulsado desde las Islas- la destrucción de empleo que ha provocado la reforma laboral ha sido menor; ahora bien, el daño que está haciendo es enorme.

El tiempo ha dado la razón –tristemente, insisto- a quienes dijimos que la generación de empleo exigía otras medidas; prueba de ello, es que se han disparado las cifras de desempleo en España, confirmando que junto a las consecuencias de la crisis global tenemos las de la crisis española -con unos índices de desempleo significativamente mayores a los de otros países que a veces miramos como iguales-. Crisis española por una tasa de paro superior a la de cualquier país de nuestro entorno, con un crecimiento poblacional muy superior a otros.

Difícilmente Canarias ha podido escapar a las consecuencias de la crisis española. Nuestras Islas no han sido una excepción, y aunque los últimos meses han sido algo más benévolos lo cierto es que los datos del tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) así lo demuestran: 378.200 parados, un 33,63 por ciento.

Se trata de un verdadero drama para las personas afectadas y sus familias; desesperanza, ausencia de oportunidades y falta de expectativas a las que el Gobierno del Estado no da una respuesta acertada. El PP no da respuesta ni con la reforma laboral ni ahora con un proyecto de Presupuestos estatales que reducen las inversiones en Canarias un 40 por ciento.

El Estado no ha escuchado a Canarias, y con unos Presupuestos que muchísimos dirigentes populares también lamentan –eso sí, en voz baja- el PP condena a más de dos millones de canarios a enormes sacrificios.

Los canarios no nos merecemos estos PGE.

Vamos a multiplicar esfuerzos, y seguiremos adelante con nuestros objetivos, pero hacer frente con estos PGE al principal problema que tiene planteado nuestra sociedad -el paro- requerirá un esfuerzo titánico por parte de todos, sin excepción.

Un año después, en España hay más pobreza y menos empleo. A la vista está, el PP no era la solución que millones de españoles deseaban. Quienes con su voto apoyaron a los populares han pasado de la ilusión a la decepción.

El problema es que el Gobierno del PP ha equivocado las recetas. De una parte, con una reforma que facilita los despidos en lugar de promover el empleo; y, de otra, con una política de ajustes que no han sabido o querido acompañar con medidas de crecimiento y empleo.

No es posible dinamizar la actividad económica de un territorio aplicando exclusivamente el tijeretazo a las cuentas públicas; especialmente si, como es el caso de Canarias, ese territorio alejado y fragmentado afronta la crisis con mayores dificultades.

La reducción de las inversiones previstas por el Estado en Canarias para el próximo año repercutirá muy negativamente en el mercado del trabajo, pues impiden la continuidad de muchos proyectos en los que se empleaban a miles de personas.

Los datos de empleo en Canarias son objetivamente dolorosos, pero debemos tener en cuenta algunos factores importantes a la hora de realizar un análisis certero de los mismos.

La economía canaria creció un 2,1 por ciento el año pasado, el triple que la media del Estado, que fue del 0,4 por ciento. También el año pasado Canarias fue la única comunidad autónoma en la que creció el número de afiliados a la Seguridad Social, así como el de ocupados.

Ocurre, sin embargo, que los movimientos migratorios hacia Canarias han repercutido en la incorporación de 23.000 nuevos activos. Esta cifra de incorporaciones provoca que nuestra economía no tenga capacidad para generar el número de empleos que hacen falta para reducir de manera notable los índices de paro.

Se está creando trabajo, pero dado que hay muchos activos nuevos las cifras globales no se reducen.

Este escenario queda bien reflejado en la última Encuesta de Población Activa, que recoge la incorporación de 5.800 nuevos activos en el tercer trimestre del año en comparación con el segundo. Con respecto al mismo período del año 2011, los activos se han incrementado en 12.100 personas.

Es muy difícil rebajar los niveles de paro en una Comunidad Autónoma en la que crecen mes a mes los activos laborales.

Ante este escenario de paro se echan en falta medidas más audaces por parte del Gobierno de España para crear más y mejor empleo, porque hasta el momento el único objetivo es ajustar y ese, desde luego, es un mal camino para resolver los problemas que tenemos planteados.

En Canarias hemos hecho un gran esfuerzo por poner en marcha las convocatorias para la contratación de desempleados a través de ayuntamientos, Escuelas Taller, Talleres Escuelas y Cursos de Formación. Pero nos encontramos con nuevos obstáculos en el camino, como la intolerable dotación del Plan Integral de Empleo de Canarias, que pasa de 42 millones de euros a solo 10 precisamente ahora que es imprescindible mantener su dotación para atajar la sangría del paro.

A pesar de estas dificultades, y a pesar del estrecho margen que las comunidades autónomas tenemos en materia de empleo, el Gobierno de Canarias seguirá contribuyendo al fomento del trabajo con una acción política que cree las condiciones más adecuadas para tal fin.

En esta dirección, lejos de renunciar a nuestro compromiso vamos a ir a más en el objetivo de priorizar la contratación de la gente de aquí, de quienes residen en las Islas. La apuesta es firme, y así se podrá comprobar en el texto de los Presupuestos autonómicos.

El empleo debe ser para la gente de aquí, priorizando la contratación de residentes, para quienes viven en nuestras Islas. Hay fórmulas. Hay camino. Y vamos a hacerlo".