Rivero desea competencias en política exterior para "no bajarnos los pantalones" ante Marruecos

20/11/2010
ETIQUETAS:

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha manifestado hoy su deseo de que Canarias tenga competencias en política exterior para así "no estarnos bajando los pantalones ante Marruecos".

Paulino Rivero recordó durante una visita institucional al barrio de Jinámar de Gran Canaria que la competencia en relaciones exteriores es de España y no de las comunidades autónomas, aunque incidió, ya "me gustaría a mí en un caso tan fragante de violación de los derechos humanos tener nosotros competencias para no estarnos bajando los pantalones ante Marruecos".

"Ojalá Canarias tuviese competencias en política exterior para que pueda decir alto y claro que tiene que darse una solución razonable, justa, y de acuerdo con el derecho internacional al problema del Sáhara Occidental", agregó Paulino Rivero.

"Hay que tener una posición valiente", opinó el presidente canario "exigiendo la participación a la Unión Europea y de la comunidad internacional, especialmente la Organización de Naciones Unidas para que den un paso al frente".

Rivero aseguró que se está mirando para otro lado, "España mira para otro lado, Europa mira para otro lado porque no existe presión del Gobierno español, y por eso tampoco existe presión por los organismos internacionales".

"De lo que ocurre en el Sáhara algunos van a tener que dar cuentas a la sociedad", añadió Rivero, porque de "su pasividad e incapacidad" y de no tener una política firme, pues empiezan a "aflorar algunas cosas y anuncios que no son positivos" en el entorno de ese conflicto.

"España primero tiene que exigir una presencia y un respeto a los medios de comunicación del Estado español en El Aaiún, al igual que se respeta a otros medios como los franceses o los del resto del mundo".

"Ha de exigir la presencia de los medios de comunicación para que al menos el mundo se entere de lo que ocurre ahí, pero segundo y más importante que los medios de comunicación es exigir un respeto de los derechos humanos, y que se impidan las agresiones que se están sucediendo en el Sáhara", destacó Rivero.

"España no puede seguir mirando para otro lado", concluyó el presidente del Gobierno de Canarias, "porque es una torpeza absoluta de su política exterior, no se gana el respeto ni con Marruecos ni con el mundo siendo pasivo y no tomando una posición".

"Así no se gana el respeto de nadie, y en ese sentido la política exterior de España en estos momentos hace aguas por todas partes", opinó Rivero.