Rivero aboga por una política marítima común para la Macaronesia

12/12/2010

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha defendido hoy en Cabo Verde el desarrollo de una política marítima común entre los cuatro archipiélagos que forman la región de la Macaronesia (Azores, Madeira, Canarias y Cabo Verde).

Rivero consideró que las similitudes geográficas de estos archipiélagos ha propiciado la creación de vínculos económicos, comerciales o culturales que se han fortalecido de manera creciente en los últimos años.

El presidente del Gobierno de Canarias, que participó en la I Cumbre de la Macaronesia celebrada en la isla caboverdiana de San Vicente, subrayó durante su intervención que la alianza de tres países y tres regiones permitirá crear el espacio marítimo de cooperación más amplio del Atlántico Medio, "una colaboración, que tendrá como objetivo el desarrollo de políticas específicas para los territorios que comparten un mismo espacio geográfico".

Paulino Rivero explicó que no será posible reforzar la cooperación entre los archipiélagos si no se mejora la accesibilidad, una cuestión primordial para el posterior desarrollo de acciones de otro tipo, entre las que citó las de carácter ambiental, hidráulicas, energética o de ordenación territorial, informó el Ejecutivo regional en un comunicado.

A este respecto, consideró que la mejora del transporte marítimo y aéreo deben ser una "prioridad absoluta" entre los territorios macaronésicos, puesto que "no es posible hablar de un espacio único si no hay comunicaciones regulares, de calidad, y a precios competitivos".

Así, se mostró partidario de la creación de una potente red de infraestructuras y conexiones que asegure la comunicación entre los archipiélagos y la salida hacia Europa y hacia África y que, a su juicio, debería tener la misma relevancia que se le ha dado a la creación de la red transeuropea de transportes o a la red de infraestructuras en el continente africano.

La I Cumbre de la Macaronesia, avalada por la presencia del vicepresidente tercero del Gobierno de España, Manuel Chaves, y el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Luis Amado, concluyó con la aprobación de una declaración final, en la que los países y regiones acuerdan institucionalizar el citado encuentro de alto nivel político, que se celebrará cada dos años.

El primer punto del documento señala que "se establecerán las bases para un diálogo político estratégico y permanente entre los Archipiélagos de la Macaronesia.

Esta iniciativa tendrá como objetivo promover el desarrollo sostenible de nuestros archipiélagos y contribuir, de forma consistente, para la paz y la seguridad en la zona del Atlántico medio en la cual se inscriben.

De la misma manera, se ha aprobado la constitución de una comisión técnica conjunta compuesta por representantes de todas las partes y que estudiará la viabilidad para promover una estrategia con base en una visión compartida por los cuatro archipiélagos y un conjunto de objetivos comunes y áreas prioritarias de acción.