Retenido por la policía del Chad el corresponsal español de la Agencia Efe

09/11/2007

El corresponsal de la Agencia Efe en Nairobi, Pedro González Lasuén, desplazado al Chad para cubrir el caso del Arca de Zoé, fue retenido por agentes policiales y se mantiene en dependencias de la comisaría central.

Según contó telefónicamente el corresponsal de Efe, junto a él se encuentran otros dos periodistas franceses. A los tres les indicaron que quedaban bajo custodia policial por carecer de un "permiso de circulación" para poder tomar fotografías y filmar en Yamena.

Los tres profesionales cuentan con la visa correspondiente de entrada en el país. Por lo menos en el caso del corresponsal de Efe, se presentó además en una comisaría policial al llegar al país y no fue notificado de la necesidad de ese permiso especial.

En un primer momento, Pedro González estuvo retenido en la comisaría del aeropuerto de Yamena, justo cuando estaban saliendo de regreso a Madrid los tres tripulantes españoles que estuvieron presos en el Chad desde el 25 de octubre pasado.

Posteriormente, los tres periodistas fueron trasladados a la comisaría central, donde permanecen.

Tanto al periodista español como a los dos franceses los agentes policiales les hicieron firmar un documento de comprobación de identidad, y están a la espera de que el jefe policial autorice su salida de la comisaría.

Representantes diplomáticos españoles se hicieron presentes en un primer momento en la sede de la comisaría central para conocer detalles de la retención policial y hacer gestiones en favor de la puesta en libertad del corresponsal de Efe.

Los tres profesionales permanecen dentro de un despacho y han sido notificados que, por deferencia hacia ellos, no los han trasladado a los calabozos, según contó por teléfono Pedro González.

La policía les ha entregado agua y tabaco, pero no les han confirmado la hora en la que podrán salir del recinto policial.

En un primer momento fue también retenido por los agentes policiales el enviado especial del diario español El Mundo, Rubén Amón, pero fue dejado posteriormente en libertad.